BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

jueves, 15 de marzo de 2012

Cinder. Crónicas lunares 1

Cinder. Crónicas lunares 1


Autor: Marissa Meyer
Editorial Montena 
SBN: 978-84-8441-869-6 



SINOPSIS

Bienvenidos a Nueva Pekín, metrópoli central de un mundo futuro donde humanos, ciborgs y androides coexisten en precaria convivencia, amenazados todos por una extraña y caprichosa plaga mortal para la que los científicos no encuentran cura.


 Esa es la ciudad en la que vive Linh Cinder o, simplemente, Cinder, una ciborg que, por serlo, es odiada y despreciada por todos, y sobre todo, por Adri, su madrastra, cuyo amor y respeto jamás ha tenido a pesar de que gracias al trabajo de Cinder ella y sus dos hijas, Pearl y Peony, pueden salir adelante y aparentar más de lo que son. Aunque no todo son malas noticias: Peony es su mejor amiga. Su mejor amiga humana.


Sabe que no lo logrará, pero no deja de alimentar la esperanza, que sabe vana, de ganarse el favor de su familia y de ir, ¿por qué no?, al baile real que cada año se celebra en Palacio. Pero es el cuento de nunca acabar porque Adri, que no deja de prometerle lo mejor para cuando acabe lo que sea que tiene que hacer, siempre le tiene guardada una tarea nueva, que arregle el levitador o cualquier otro cachivache.


Porque Cinder es la mejor mecánica de Nueva Pekín, y tan grande es su fama que el mismísimo Príncipe Kaito, heredero de la Comunidad Oriental, ha acudido a su cuchitril en el mercado para confiarle el arreglo de su androide. «Contiene infor-mación confidencial y es una cuestión de seguridad nacional que la recupere… antes de que lo haga otra persona», le explica.


OPINION DE BELÉN MÁRQUEZ

¿Habéis oído hablar de Cenicienta?

El 22 de marzo sale a la venta una nueva apuesta de Montena de su colección Ellas. En este caso se trata de Cinder, una modernísima —por no decir futurista— Cenicienta que nada tiene que ver con el clásico de los Hermanos Grimm. Aquí no hay hadas madrinas ni magia que convierta una calabaza en carroza. Tampoco hay polvo y cenizas que den lugar al nombre de nuestra protagonista, aunque si hay mucha grasa. Y, ¿por qué? Porque nuestra cenicienta es una mujer inteligente e independiente —aunque sólo nos refiramos a su carácter— y un poco ciborg.

Me explicaré.

Cinder es una jovencita que vive bajo la tutela de su madrastra. Pero ella no es una persona normal ya que partes de su cuerpo han sido sustituidas por elementos mecánicos: es una ciborg; y, por tanto, es alguien a quien la sociedad rechaza. No tiene muchos amigos —excepto una pequeña androide con una personalidad muy especial— pero si muchos clientes que le permiten tener un negocio rentable con el que mantiene a su madrastra y a sus dos hermanastras, ya que Cinder está considerada como la mejor mecánico de toda Nueva Pekín y, es gracias a ello que, un buen día, conoce al príncipe Kaito. Y, a partir de entonces, su vida comienza a tomar un giro inesperado.

No puedo más que decir que he disfrutado de la originalidad de la obra. Trasladada a un futuro incierto en el que la raza humana sucumbe a una extraña epidemia de la que carecen de cura, el clásico de toda la vida se pierde para dar paso a un cuento totalmente original. Bien es cierto que no podemos olvidarnos del clásico que nos deleitó de niños pero sí que podemos decir que se sostiene por su propio pie, llegando a poseer una estructura propia y digna de superar al clásico en el que se basa.

Me encanta la ambientación, los detalles con los que su autora nos describe las dificultades de sobrevivir en un mundo que ha superado su Cuarta Guerra Mundial, la desesperación de un príncipe que se debate entre salvar a la humanidad o salvar su propio espíritu acosado por fuerzas mayores que amenazan con destruir lo que queda de la humanidad invadiendo nuestro planeta.

Melissa Meyer consigue adentrarnos en un futuro incierto en el que pronto nos moveremos como si siempre hubiera estado aquí. En seguida nos familiarizaremos con las nuevas tecnologías y nos sumergiremos en el mundo de Cinder, en su complicada existencia y devoraremos cada una de las páginas con verdadero deleite, sin poder soltar el libro hasta que sepamos qué ocurre con ella, con su amado príncipe y con el resto de la humanidad.

No puedo más que recomendar este libro y aconsejar, sinceramente, que lo leáis, ya que os sorprenderá gratamente y desearéis tener en vuestras manos los libros que próximamente publicará Montena, de esta misma autora, y con títulos tan sugerentes como: Scarlett, emparentada con Caperucita Roja; Cress, algo que ver con Rapunzel y Winter, una vuelta de tuerca a Blancanieves y los siete enanitos.

Yo ya estoy deseando tenerlos en mis manos… ¿vosotros no?



4 comentarios:

Shorby dijo...

Tengo muchísimas ganas de leerlo!!!
Y el resto de la saga, que por cierto, sólo sabía de otros dos =)

Besotes

Carolina dijo...

Me lo apunto, jo... tengo los dientes largos.
Sister, me gusta mucho la "rese"...

Belén dijo...

Hola Shorby, yo también tengo ganas de que salgan el resto de libros, la verdad es que es muy original y se agradece salirse un poco de las lecturas a las que estamos habituadas

Belén dijo...

Muchas gracias, sister