BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

miércoles, 12 de octubre de 2011

Reencuentro con Juan

Autor: Julián Melero




SINOPSIS

Reencuentro con Juan le introducirá en una historia dónde el protagonista invadido por una profunda depresión decide marcharse en busca de su ser interior, para encontrar paz en sí mismo.
En su aventura en solitario se sumerge en un sueño dónde varias experiencias de sus vidas pasadas acontecen, despertando confundido aparece de nuevo su misteriosos amigo Juan, el cual, le guiará por un muindo increíblemente desconocido para él.


Libro recomendado por A.E.LL.






OPINIÓN por Carolina Márquez Rojas

Dios mío, no sé por dónde empezar.
Dios mío, perdóname por ser tan sincera, pero esto es una tomadura de pelo, intolerable, inaguantable, soberbio y falto de todas las más elementales técnicas gramaticales. Comenzando por la sinopsis.
Y debo decirlo con absoluta sinceridad.

Esta es una "obra" en la que no se tiene en cuenta las reglas de escritura... ¿para qué, si el argumento es tan espiritual y tan bueno, buenísimo que con ello lo demás sobra? Lo malo es que el argumento es... insulso, infantil, tonto, absurdo, y no sigo porque sino llegaré a la línea que separa la opinión del reseñador y el respeto al autor. Y no quiero traspasar esa línea, lo cual sería fácil, muy fácil hacerlo para mí ante tanto despropósito acumulado en esta novela. Son sólo (¡ay, solo!), 117 páginas que me han costado la vida leerlas. Es la segunda parte de lo que su autor pretende que sea una... ¡trilogía!...espiritual. Madre mía, no puede ser cierto lo que leo (¿es prepotencia?) Noooo....no, no puede ser cierto.

No entiendo quién le ha hecho creer a este señor que sabe escribir. No tiene ni puñetera idea y por si existe alguien que pueda pensar que estoy equivocada, os voy a poner aquí grandes joyas y perlas de este futuro nobel de literatura,. Joyas y perlas que son fácilmente comprobables leyendo (pero NO comprando), un ejemplar. Es decir: que yo no me invento nada y que se puede ver que es cierto lo que digo, y para ello pondré ejemplos que os convencerán (supongo).

1º- Me fastidia mucho la elemental falta de puntuación en un texto. Las comas, no existen donde debieran ponerse, con lo que cambia el sentido de lo que el autor quiere decir (solo adivinable por el contexto y por las dotes infrahumanas de la persona que lee). Los acentos y preposiciones se colocan porque sí según el autor... pues no, no es lo mismo tu, tú, te, té, como, cómo, aquel, aquél.

    Ejemplo, página 15 y 21:
    "Ponte en forma y descansa que das pena".
    "De repente me inundó una fuerza extraña como inquietante" . (¿No faltan comas?, quizás no, no sé.)
    Ejemplo página 26:
    "Juan insistió a dar un pequeño paseo..." (¿a? o... ¿en?)
    "Puse en práctica sus indicaciones al poco tiempo dijo:" (¿Y el punto... dónde está el punto entre "indicaciones" y "al poco tiempo dijo"?)
    Ejemplo página 31:
    "Nos preparamos un bocadillo después de comerlo Juan me propuso ir a dar un paseo..." (¿Y el punto entre "bocadillo" y "después"?)   
    Ejemplo página 38:
    "Hoy puede que te conciencies de la existencia de tú alma (...) Recuerdas el sueño que me contaste pues forma una parte de tu alma (...)  Ahora sólo despertaré el conocimiento que posees sobre tú alma." (acentos que aparecen y desaparecen en "tu", "tú", sin diferencias... además de que lo que está contando, pues, no lo entiendo, sinceramente.) 
    Podría continuar hasta que el mundo llegara a su fin.

2º- Redundancias.

    Ejemplo página 23:
    "Salimos de ésa gran plaza descubriendo una gran pirámide". (...) "Continuamos andando por aquel laberinto de pasillos, a cual más luminoso, hasta llegar a una estancia con una enorme iluminación". (Ciega me he quedado con tanta luz)
    Por favor, que alguien cuente todas las veces que aparece la palabra café en el relato (muy bueno, buenísimo). Yo, perdí la cuenta a la mitad...

3º Faltas garrafales de gramática y ortografía.

    Ejemplo página 39:
    "-Ya sé a que te refieres cuando dices que el alma ha de comer.
     -¿A sí? Haber, cuéntame." ("A" sin hache, "haber" por "a ver")
    Ejemplo página 79:
    "Para averiguarlo bien, espero que venga Juan, se lo comentaré y haber que dice". (otra vez "haber" en lugar de "a ver") 

4º- Incongruencias y frases sin sentido.
  
    Ejemplo página 17:
    "Al día siguiente el hogar se convirtió en un avispado amasijo de carreras para preparar..." (pobres avispas "amasijadas en un hogar muy avispado o avispadas sin ser ni siquiera avisadas"...ay)
    Ejemplo: página 20:
    "Acepte sus indicaciones y me dirigí hacia el árbol que me había mostrado. Justo llegar a él".  (¿qué pasó justo al llegar a él?....no hay continuación)
    Ejemplo página 21:
    "Me noté sentado en el suelo de la tienda."...(¿cómo?...¿me noté sentado, o me siento notando...? Ya puestos o sentados, qué más da.)
    Ejemplo página 22:
    "Inicié el recorrido y al llegar delante de la piedra tuve la indecisión de mirar atrás, pero noté que el corazón no lo permitía y no lo hice."  (¿nos decidimos o no? ¿o sí?, no me queda muy claro)

Y mejor lo dejo aquí, porque si continúo me van a decir que soy una exagerada, pero no lo soy. Todo lo que digo podéis comprobarlo cogiendo el libro y leyéndolo (si os atrevéis).
Una cosa quiero dejar bien clara: he leído reseñas malas sobre novelas infumables,  muy bien realizadas y fundamentadas, eliminadas de blogs por presiones y amenazas del autor.
Aquí no consentiré que pase eso. Esta reseña no será eliminada en el hipotético caso de que el autor de la novela se sintiera ofendido. Si tiene un mínimo de inteligencia, creo que debería rectificar y corregir su novela, así como acudir a editoriales más serias y que realicen bien su trabajo.
Mi opinión es sagrada y fundamentada.
No quiero más tomaduras de pelo hacia los lectores que pagan un dinero por leer obras que tengan un mínimo de calidad.

Nunca hago anotaciones en el libro que leo, nunca. Pero esta vez lo he hecho. Está lleno de anotaciones a lápiz subrayando los innumerables errores gramaticales, faltas de estilo, redundancias, incongruencias y párrafos enteros sin sentido.Merecería la pena mostrarlo.
¿Qué pretendía el autor contando una historia sin pies ni cabeza, infantil y absurda hasta provocarme dolor de cabeza? ¿Aburrirme? ¿Confundirme? Pues lo ha conseguido, ambas cosas, doy fe de ello con las dos cajas de ibuprofeno que he consumido leyendo esto.
Ni siquiera un niño podría escribir semejante tontería. Los niños tienen mucha más imaginación y más soltura en su lenguaje.
Pero lo peor de todo es que existe una editorial capaz de publicar este batiburrillo de vete, pega y date la vuelta (como diría Pimpinela): la editorial Dédalo, que si no me equivoco, se dedica a ofrecer sus servicios de autopublicación sacando una pasta a todo aquel que se cree escritor únicamente por saber sostener una pluma entre sus dedos. En dicho servicio, además, se garantiza al escritor un equipo de corrección que pondrá a punto su novela: ¿de verdad?... ay, creo que me he perdido en algun sitio...

En fin, no voy a continuar más. Esto es lo que YO opino.
Me duele que se le tome el pelo a los lectores (o que lo intenten, pues los lectores son demasiado inteligentes como para tragarse esta patraña).
Me duele visitar las páginas de este "escritor" y ver comentarios de personas que lo adoran y alaban  (poco criterio tienen y poco han leído, siento decirlo).
Además, y para rematar el asunto, leemos en la contraportada que el libro está recomendado por la A.E.LL. (Asociación de Escritores de Lleida). ¿Y quién es el responsable de esta sociedad? Pues el mismo autor, desde luego.
Lo siento, pero creo que le he perdido el respeto a este autor porque él me lo ha perdido a mí como lectora.
Sin más comentarios...

Y hoy firmo con mi alias, porque estoy cansada de tanta injusticia literaria.

CAROLINA, EL HALCÓN

31 comentarios:

Ángeles Pavía dijo...

Muchas gracias por un comentario tan sincero. Es importante señalar esto tan lamentable que está pasando. Cada vez se ven mas libros penosos. Creo que ya es hora de que cambien las cosas en las reseñas de libros españoles. Me parece que has sido muy valiente.

Ninotchka dijo...

Del argumento no opino, porque no lo he leído y no puedo juzgar con lo que has dicho de él. Sin embargo, sí opino de lo demás: hace ya tiempo tuve el atrevimiento de decir que para ser escritor había que saber escribir, y se me echó el mundo encima por ser tan 'divina' de considerar que una persona que no sabe escribir con corrección no puede dedicarse a esto. Hoy me alegra ver que no soy la única que considera que es imprescindible conocer las herramientas de tu trabajo para hacer tu trabajo (menuda perogrullada, ¿eh? Pues parece que no...)
Sí, es una tomadura de pelo. No se puede admitir un libro supuestamente profesional en el que el autor ni conoce la gramática y la ortografía de su propio idioma ni se molesta en aprenderla, y la editorial ni se preocupa ni se ocupa de corregirle. Es penoso. Y seguiré opinando lo mismo aunque se me vuelvan a echar encima las hordas mutantes.

Violeta dijo...

Madredelamarhermoso!! En serio que me he quedado muerta con las faltas de ortografía (la de haber/a ver me ha dolido muuucho), la puntuación.. casi muero al intentar leer lo que has escrito...
En fin, creo que no has errado en tu reseña, cielo.
Besotes

Anselmo dijo...

el halcón, el halcón vuela alto, el halcón vuela rápido, el halcón se lanza en picado, el halcón se convierte en el justiciero de la gran literatura mundial.

Hembra es el halcón, hembra de hierro, hembra de fragua, hembra de fuego.

Fuego, fuego es el espíritu de la mujer, fuego el alma de la mujer, fuego la mente de la mujer modelada en el yunque de Afrodita.

Estar con ella o contra ella, estar al lado o lejos de ella; estar, estar despierto o soñando con su viento?

el halcón, el halcón, vuela alto el halcón...

Martikka dijo...

Demoledora tu crítica, pero necesaria. Claro que para ser escritor hay que saber escribir...pero los correctores de estilo existen y muchos consagrados los utilizan y no es para avergonzarse. Una cosa es pulir el estilo, eso sí, y otra atentar a las normas más elementales.
Vemos que Dédalo como otros servicios editoriales no cumplen con su cometido (y lo cobran a base de bien) de "adencentar" prosas, y es grave, puesto que si permiten que semejantes engendros salgan a la luz es que se limitan a cobrar del autor y punto. No les interesa en abosluto la calidad del mismo y eso indica que no creen, en realidad, en el producto.

Saludos!!!!

Carolina dijo...

Ángeles: gracias a tí por tu apoyo.
Hoy en día leo reseñas de malas novelas que se dejan bien por amiguismo. Eso no ayuda a nadie. A mí me da igual porque conozco este mundo y las opiniones de muchos, pues... sé por donde van y no me influyen. Pero para un lector que no sabe de qué va "el rollo", es perjudicial y le confunde.
Espero no ser la primera y la única que se atreva a decir las cosas como son.
Un abrazo.

Carolina dijo...

Querida Ni:
Siempre he pensado que para escribir bien antes hay que haber leído mucho, muchísimo. Conozco a escritores que no piensan igual y así les va...así que, ya ves que no estás sola en cuanto a esta reflexión.
Sobre el argumento ya te puse un ejemplo en fb...infantil y absurdo.

Opinamos igual: no se puede consentir que un supuesto escritor rompa las reglas gramaticales y que la editorial que lo publica no se tome la molestia de corregirlo.
Si se te echan encima, llámame, que saco mi katana y voy en tu ayuda...
Un beso, Ni, y gracias.

Carolina dijo...

Violeta: gracias por tu apoyo, cielo, y siento que te haya dolido tanto!!! ya ves como son las cosas, pero creo que debo denunciar este despropósito, si no, no dormiré tranquila (llevo meses pensando cómo escribir la reseña sin ofender al autor, pero es que... madredelamorhermoso...)
Besotes, linda, y gracias.

Carolina dijo...

Anselmo:
Si por algo me gané el apodo de "El Halcón" fue porque me comporto como este depredador.
Siempre estoy al acecho de las injusticias para lanzarme en picado y abatir a aquellos animales dañinos que ensucian el cielo.

Así soy y así procuro volar:bien alto...
Un beso, de tu niña-halcón...

Carolina dijo...

Martikka:
Gracias, muchas gracias.
Como bien dices: demoledora pero necesaria.
Es verdad que todo escritor (salvo algunos pocos) necesitamos de un corrector. Pero para pulir el estilo y algunas frases que pueden quedar mejor cambiando algunas cosillas. Pero no puede consentirse que se cometan elementales faltas de ortografía, por dios bendito! y que la editorial pase de corregirlas.
Alguien que escribe puede ser incorrecto en ciertas cosas, pero de ahí a cometer tantas faltas elementales... eso no es ser escritor, es jugar a serlo.

Besos!

LadyMarian dijo...

¡Ay! ¡Ayyyy! ¡Qué ardor de ojos! Esperá que me pongo las gotitas para recuperarme...

¡Ya está! Bueno, la Srta Raquel, mi maestra de tercer grado, estaría hoooorrorizada y lo mandaría a marcar todos los errores ortográficos con color, escribirlos varias veces correctamente, separarlos en sílabas y luego hacer oraciones con cada uno. ¡Y sí, oraciones sin errores!

¡Qué poca autocrítica! ¡Qué poca noción de las limitaciones! Nunca me interesó escribir (en alguna oportunidad te lo comenté) pero jamás se me ocurriría publicar nada (ni siquiera un cuadernillo de recetas de cocina casero) sin una ortografía perfecta. (Te aclaro que no cocino, así que jamás publicaré nada)

Además faltan nociones básicas de la construcción del idioma. ¡Hay errores infantiles que ni mi hija de 9 años comete ya!

Carolina, hay cosas que hay que decirlas. El que publica sabe que corre el riesgo de que critiquen su obra y tiene que tomar los recaudos necesarios para que por lo menos la ortografía y la gramática sean perfectas.

Evidentemente no tuvo un hermano, un amigo, un vecino, UNA EDITORIAL que le diga que no puede publicar eso. O no escuchó...

¡Muy buena la crítica! Es irreprochable y fundamentada. Te felicito!

Un beso grande!

jomateixa dijo...

Dios! a mitad de tu comentario ya me habías convencido... auque lo he leído todo... así escribe cualquiera!

Carolina dijo...

Milady:
Voy a pedir que el gobierno de España apruebe un Real Decreto por el cual se obligue a ciertas editoriales a adjuntar cajas de aspirinas, ibuprofenos, paracetamol, colirios, etc., junto a las novelas infumables que editen, por atentar contra la salud pública.

Estoy convencida de que tanto la Srta. Raquel como tú, sois capaces de escribir cien mil veces rematadamente mejor que este señor.
Pero no os atrevéis (bueno, eso es algo muy aceptable, aunque tú demuestras tu buen hacer escribiendo con cada reseña que publicas, así que...)

Creo que tanto tu hija como tú escriben muchísimo mejor, por supuesto. Y con argumentos que superan a este absurdo infantilismo.

Es verdad que quien se arriesga a publicar se arriesga a recibir críticas, tanto buenas como malas. Y eso lo saben y lo aceptan los escritores honrados y humildes, no prepotentes como es el caso que nos ocupa.
La editorial es totalmente impresentable. Por ganar dinero fácil publica cosas como este... engendro de la literatura, sin pensar en el daño que hace a todos: escritores, lectores, el mundo editorial y literario.

Evidentemente, para poder hablar sobre un libro hay que haberlo léído antes. Y yo no he hecho más que poner ejemplos fácilmente comprobables. No invento nada, podéis leer lo que lo que digo y comprobarlo (aunque no lo recomiendo salvo que antes os compréis un botiquín de emergencias).

Gracias, milady, gracias por tu apoyo... besos mediterráneos..

Carolina dijo...

jomateixa:
Pues anda, que si llego a poner todos los fallos que tengo apuntados.... hubiera necesitado escribir una novela sobre el tema.

Exacto, así escribe cualquiera, pero se arriesga a que llegue yo u otra persona a la que le duele leer esto y escriba lo que yo he escrito (y he sido muy suave, créeme).
Un beso.

Antonio Lagares dijo...

Como escritor y cerca de ser reseñado por carolina, no quiero hablar muy fuerte. Es verdad que a veces se comenten fallos que apenas apreciamos y, hasta que otra persona no los ve, no actuamos en consecuencia. El problema es que tantos fallos seguidos resultan dificiles de digerir. Cacafonia, concordancia, puntuación, acentuación, faltas de ortografias, joder, es que es indefendible. A mi me hacen una reseña así, y felicito a la autora y me dedico a otra cosa. La cara colorá una vez, no más. Pero también tengo que decir, que la editorial a la cárcel del tirón, vaya pandilla de sinverguenzas.

Carolina dijo...

Antonio:
No temas por mi reseña sobre tu novela. Tú no cometes estos fallos, tú no eres prepotente, tú... no escribes con faltas gramaticales u ortográficas de órdago.
Tú eres tú, con tu estilo y tus argumentos.

El escritor es prepotente pero es cierto que la editorial tiene mucho delito, mucho... sinvergüenzas, esa es la palabra.
Gracias, cielo, aprecio muchísimo tu comentario, mucho.
Un beso!!

Lujo dijo...

Hola Carolina,
Chiquilla, ¿era necesario seguir leyendo un libro que era un despropósito en sí mismo hasta el final?. Uff, probrecita.

No sé si se puede decir pero...
a estas alturas casi todo el mundo sabe que existe la autopublicación. Hablamos no sólo de las que lo anuncian en sus webs como un servicio más, también se incluyen algunas muy hiper-conocidas que están a la venta pej: en el carrefour.

Hoy publicar un libro es sencillo si tienes dinero. La muestra es que cuando vamos a una librería hay muchos obviables.
Si tienes una historia y puedes pagar para que pase por correctores, correctores de estilo, negros literarios etc...puede salir algo digno.

El asunto está en si publicas para compartir ese libro con tus amigos o además contratas una empresa para que los distribuya...
Cuando uno se expone lo hace para bien o para mal. Sin embargo, está demostrado que hasta una crítica negativa beneficia a un escritor.

Lo terrible es que se dé cobertura a editoriales que no hacen el trabajo pactado en un contrato o que estafen directamente. Se aprovechan de sueños, debilidad...

Hace poco surgió un rumor sobre un conocido escritor que también hace de guionista y productor para una serie famosa de TV3, el cual estaba hablando con Planeta porque (entre otras cuestiones) Random no se pagaba lo suficiente en la liquidación.

Creo, humildemente, que las editoriales que autopublican sin hacer bien su trabajo deberían denunciarse; es una forma de dejar a aquellas que funcionen bien.

Bups, mejor me callo....ya he dicho suficiente ;)

la rubia de la bici dijo...

Asombroso. Buena crítica y valiente. Te seguiré.

Belén dijo...

El tema no es autopublicar sino vendre un producto que esté en óptimas condiciones: lo puedes hacer por tu cuenta y riesgo o confiar en una editorial. Y ahi es donde la hemos cagado. Evidentemente hay editoriales y editoriales y desgraciadamente, hoy en día hay muchas que se aprovechan del autor y sólo van a sacarle los cuartos. Si encima, agasajan al autor, haciéndole creer que lo hace bien ya es el colmo.

Me he encontrado casos como este y no será el último. Como lector me siento engañado y como escritora me siento indefensa ya que hay muchas reseñas de libros infumables que los ponen como si fueran maravillosas obras de arte cuando no hay ni por donde cogerlos mientras que otros luchamos porque nos lean y aun así, o pasan de nosotros o nos hacen una reseña simplona, por cumplir y aún te he hecho un gran favor... ¡¡por favor!! A ver si acaba de una puñetera vez el amiguismo y las mentiras y nos comportamos de una manera más profesional.

Lujo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lujo dijo...

Hola,
Ruego me disculpen ya que pensaba que el pobre autor, como tantos otros, se había autopublicado con todo lo que ello conlleva.

En el caso concreto que nos ocupa, cargaba contra la editorial y todo lo que ello implica como las quejas de escritores que se indican.

Ningún problema, no diré nada más.
Saludos.

Pd: Borré el comentario anterior por error al tipear.

Carolina dijo...

Lujo, querida amiga, creo que tienes mucha razón en lo que dices.
Siempre he dicho que la autopublicación no es mala, es una forma de darse a conocer. Lo que molesta son aquellas empresas que dicen llamarse editoriales y que además ofrecen un servicio de corrección que es mentira (tal es el caso que nos ocupa). Si el escritor quiere pagar una pasta por publicar su libro, me parece muy bien, allá cada cual y que haga con su dinero lo que quiera.
Aunque la editorial no ofreciera el servicio de corrección, se supone que leen los manuscritos, y ante tantas incorrecciones, debería devolverlo a su autor y aconsejarle que corrigiera el relato antes de proceder a publicarlo.

Tus opiniones son muy valoradas por mí, creo que eres muy consciente del problema, así que espero más opiniones tuyas, muchas más.
Gracias linda, un abrazo grande...;)

Carolina dijo...

la rubia de la bici:
Bienvenida y gracias.
Esperamos tus opiniones, que serán muy bien recibidas.
Un saludo.

Carolina dijo...

Querida sister:
Bueno, pensamos lo mismo, evidentemente, hemos hablado mucho sobre ello.
Tú ahora sacas a la luz otro tema:el amiguismo en las reseñas... touché!
Ese tema quiero criticarlo en una próxima reseña que creo que también dará que hablar.
Otra actitud a erradicar del mundo literario. No se puede ser hipócrita reseñando, pues no le haces ningún favor al escritor, ni al lector, ni a tí misma.

Mucha mierda escondida hay en este mundo, por cierto, mucha.
Si mi hermana y yo contaramos...pero no lo haremos, o lo haremos muy respetuosamente.
Nosotras siempre somos sinceras reseñando y lo hemos demostrado.

José dijo...

Estupenda reseña, felicidades; la verdad siempre por delante, aunque duela.

Carolina dijo...

José: bienvenido y gracias.
Tanto mi hermana como yo (y alguna otra ocasional colaboradora) pensamos que hacemos un flaco favor al lector si no fueramos realmente sinceras.
Lo somos y lo hemos demostrado muchas veces. Tenemos amigos escritores que han sido reseñados por nosotras y les hemos señalado los fallos en sus novelas. Todos se lo han tomado estupendamente bien, todos, pues son conscientes de que los fallos se aprende y se mejora.

Pero esto es espantoso, en mis años como reseñadora jamás me había encontrado algo como esto. No sé si llegará a leer esta reseña el autor, pero espero que tras tantos aduladores que tiene, surja alguien sincero que le diga la verdad.
Si vuelve a caer en mis manos otro libro suyo (comprar, no pienso hacerlo), por el motivo que sea, y sigue en sus trece, volveré a ponerlo en evidencia.
Gracias de nuevo, y recibe un saludo.

Jud Baltimore dijo...

Espero que si algún día publico un libro tu seas la primera en leerlo y decirme con esta crudeza, sinceridad y realidad lo que piensas.
Reseñas así son las que hacen falta en el mundo editorial, porque si sólo reseñamos por amiguismos, si omitimos la verdad por miedo a que el autor arremeta contra nosotros o a que nuestro amigo nos quite la palabra.. esta clase de bazofia se seguirá publicando. Ya que es tanto culpa de las editoriales como de los que le dan de comer al cerdo, osea, nosotros los lectores y los que hacemos reseñas.
Sólo leyendo la reseña me ha entrado dolor de cabeza; tu mayor acto de valentia ha sido acabarme semejante ¿libro?

Jud Baltimore dijo...

.

Carolina dijo...

Jud:
Bienvenida y... gracias, de verdad.
Esta reseña está creando mucha polémica, lo cual no es de mi agrado pero lo acepto, aunque ya me cansa pues muchos se han atrevido a criticarme (cosa a la que me expongo, evidentemente), sin centrarse en que lo que importa es criticar la novela. También he recibido muchos apoyos, más que críticas, todo hay que decirlo.
Si algún día publicas un libro tendré muchísimo gusto en leerlo, te lo aseguro.

Es cierto que existen reseñas muy malas, escritas únicamente para elogiar y alabar al escritor, porque es amigo. Pues no, yo no voy a hacerlo, así caiga el Cielo sobre mi cabeza.

Y hablando de mi mayor valentía, pues... no ha sido terminar este "libro", aunque se puede considerar así, sino continuar haciendo lo que hago: decir la verdad.
Gracias de nuevo.
Saludos.

Jud Baltimore dijo...

Puede que la reseña este creando polémica e incluso crispación, pero como te dije antes, faltan bloggeros valientes como tu, sin pelos en la lengua y dispuestos a decir la verdad sin adornarla.
De verdad que para mi sería un honor que leyeras un libro mio (si me publicaran algún día jaja) porque para que me camelen la oreja ya tengo a mi familia.
Un saludo y estoy encantada con este blog

Carolina dijo...

Jud, amiga:
La reseña está creando un debate inmenso en muchos grupos de escritores en facebook. No voy a meterme en todos ellos ni voy a opinar, pero sí he de decirte que me están escribiendo muchos escritores ofreciéndome enviar sus libros para reseñar. ¿Por qué? me pregunto. Pues creo que porque están hasta las narices de reseñas sin sentido, de aquellas que solo hacen un resumen del argumento y acaban diciendo: "me ha gustado mucho", punto y final.

Me he dado cuenta de que los escritores honrados y trabajadores, lo único que quieren es sinceridad sobre su obra. Yo no soy una experta lingüista pero sí sé decir la verdad, siempre dejando claro que se trata de mi opinión, no de un dogma de fe que hay que seguir y creer sin más.

Bien, pues te voy a decir una cosa más: anímate a escribir y a publicar, prometo que reseñaré tu libro, eso sí: prepárate!!! (es broma). Yo estoy encantada contigo...un abrazo y gracias.