BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

sábado, 10 de septiembre de 2011

Taiko. El hábil Cara de Mono


TAIKO. El hábil Cara de Mono
Título original: TAIKO (Shinsho taikoki)
Autor: Eiji Yoshikawa
Editorial Quaterni
ISBN: 978-84-937770-4-3



SINOPSIS

Hiyoshi es un niño de familia humilde, hijo de un samurái reconvertido en granjero. Menudo y feo, todos le conocen como “Cara de Mono”, siendo objeto constante de chanzas y de burlas. Pero detrás de su rostro arrugado, Hiyoshi esconde grandes virtudes: es un chico tenaz, inteligente, tremendamente persuasivo, además de poseer un descaro y una ambición insólitos. Armado únicamente con sus manos desnudas, Hiyoshi se dispone a abrirse paso en el intrincado mundo de los señores de la guerra.

Basada en la vida real de Toyotomi Hideyoshi (1537-1598), figura clave en la historia japonesa, Taiko introduce al lector en un apasionante viaje por el Japón feudal, sumergiéndolo en un trepidante desfile de hazañas épicas, batallas y expediciones militares. Se ambienta a finales del siglo XVI, el de los últimos años del Sengoku, una época de cruentas y largas guerras civiles, y describe un tiempo decisivo, en el cual se pacificó Japón. Una hazaña llevada a cabo por los tres grandes daimios o señores feudales, conocidos como los unificadores del país. El carismático pero brutal Nobunaga, el astuto e inteligente Hideyoshy y el paciente y maduro Tokugawa.


OPINION DE BELÉN MÁRQUEZ

Siempre es interesante adentrarse en los hechos históricos del pasado, sobre todo si estos hechos han tenido lugar en lugares tan desconocidos como es Japón.

Al principio de tener el libro en tus manos asusta un poco; principalmente por su inmenso tamaño, denso en páginas, con letra menuda y condensada en largos párrafos con escasos diálogos…; si además, a esta primera impresión, le añadimos que vamos a adentrarnos en un período histórico desconocido para nosotros, en el que los personajes, costumbres y lugares nos son planamente insólitos y contrarios a nuestro modo de ver, nos acobarda sumergirnos en este pesado volumen de casi seiscientas páginas, temerosos de no comprender bien la historia que se nos narra o de perdernos en esa infinidad de batallas y treguas que están por llegar.

Lo más sorprendente de todo, es que cuando al fin nos armamos de valor para iniciar su lectura nos encontramos que, sin darnos cuenta, nos hemos visto envueltos en una narrativa excepcional que nos transporta directamente a ese Japón feudal tan desconocido por todos nosotros. Hay que elogiar tanto a su autor, Eiji Yoshikawa, por su manera sencilla de acercarnos a la vida de estos ilustres personajes de la historia, como al traductor de la misma, Jordi Fibla, que, a pesar de haber transcrito de otro lenguaje completamente diferente al suyo, no pierde ni un ápice de interés al original.

Me ha gustado la manera de narrar acontecimientos sin expandirse sobremanera en aquellos detalles que carecían de importancia. Los personajes son abundantes, muchos de ellos, fácilmente olvidables; sin embargo, los que verdaderamente tienen importancia en la historia, poseen una personalidad abrumadora, difícilmente olvidables. Una de las cosas que más me ha llamado la atención es que, a pesar de ser una historia japonesa, el autor evita ese vocabulario explícito del idioma; así pues, no se nos hará pesado intentando recordar palabras inusuales en nuestro idioma, cosa que paradójicamente no ocurre con otros autores que escriben sobre costumbres niponas. También me ha resultado sencillo seguir a los personajes, algo que me ha sorprendido, pues pensaba que me resultaría bastante confuso orientarme entre personajes y lugares con nombres poco habituales; pero he de confesar que me ha resultado fácil asimilarlos, mucho más que en lecturas provenientes de países nórdicos en el que los nombres de sus protagonistas siempre me llevaban a confusión y me costaba mantener el hilo.

En conclusión, me ha parecido una lectura muy interesante, sobre todo por su contenido histórico, tan desconocido para nosotros; una narrativa bastante fluida, con muchísimos datos fáciles de asimilar, mucha aventura, batallas y situaciones con principios y final. Cada episodio es una nueva aventura que evalúa de algún modo a nuestro protagonista que incuestionablemente va evolucionando a cada paso que da. Muy entretenida y muy educativa a la vez.

5 comentarios:

Tatty dijo...

Este libro se lo compró mi novio el mes pasado y también le gustó muchísimo, yo lo tengo pendiente de lectura aunque es cierto que la letra pequeña y el volumen no me animan mucho, pero me parece muy interesante para conocer la historia de Japón
un beso!

Carolina dijo...

Bueno, sister, ya me lo estás pasando que lo necesito... ya sabes que yo ando muy documentada sobre historia medieval japonesa pero necesito más para mi novela, que justamente está ambientada en el período Sengoku.
Te ofrezco un intercambio interesante...

Belén dijo...

Tatty, si ya lo tienes, no desperdicies la oportunidad y léelo, seguro que no te arrepentirás.

Belén dijo...

Habla, Carolina, habla...

Carolina dijo...

Te lo cuento, compartiendo unas cervezas....