BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

lunes, 11 de julio de 2011

CRONOTEMIA y otras historias de viajeros del tiempo


CRONOTEMIA y otras historias de viajeros del tiempo
Autor: varios autores
Editorial Imagine Ediciones
ISBN: 978-84-96715-48-6



SINOPSIS

El 16 de junio de 1816 un grupo de escritores hoy legendarios —lord Byron, Keats, Shelley— se reunieron junto al lago Leman para contarse historias de terror.
Allí surgió, engendrara en la mente de la única mujer presente, Mary Shelley, la más desgarradora historia de soledad y búsqueda del amor de la literatura mundial: Frankenstein.

Hoy podemos llamar Hijos de Mary Shelley a todos aquellos escritores que sueñan con emular su obra inalcanzable.

Un día de junio de 2010 (pero podría haber sido 1876 o 1906 o 1989… ¿Cabe cuadricular el tiempo?) doce autores españoles se reunieron en cierto escenario secreto para narrarse historias de género fantástico. Ante la imposibilidad de retornar a la noche de 1916, el tema elegido fue el viaje en el tiempo.
Así y allí nació el concepto Hijos de Mary Shelley.

Así y allí nació este libro: desde la fantasía desatada, la palabra puede explorar las más ominosas simas del alma humana, y también las más conmovedoras.


OPINION DE BELÉN MÁRQUEZ

Siempre me han atraído las historias relacionadas con los viajes en el tiempo y este libro reúne nada más y nada menos que doce relatos de diferentes autores relacionados con este tema. Para poder hacer una buena reseña de este libro habría que ir cogiendo relato por relato y analizarlo ya que todos ellos son muy diferentes entre sí, tanto en argumentación como en estilo y así pues podremos encontrar relatos que nos enamorarán desde el primer instante y otros que no compartirán esa misma suerte.

Cada autor tiene su estilo y cada lector su opinión y gustos y como el contenido es muy variado habrá opiniones diferentes para cada uno de ellos. Es una buena ocasión para conocer nuevos autores y para leer a aquellos que todavía no habíamos tenido ocasión de leer. El resultado en si ha sido satisfactorio, aunque esperaba poder haber disfrutado más de cada una de esas historias. He encontrado relatos algo difíciles de digerir e incluso alguno demasiado rocambolesco del que disfrutarán aquellos a quienes les guste ese estilo complicado y rebuscado que a veces lleva a confusión. Personalmente disfruto más con estilos sencillos y tramas más tradicionales: no hay nada mejor que hallar en un libro aquello que pretendes encontrar.

No me han gustado todos los relatos. Suele pasar en recopilatorios de este tipo pero no es porque sean unos peores que otros sino, sencillamente, porque cada uno tiene sus preferencias y las mías llevan muchísimos años arraigadas en mi interior. Ahora bien, no puedo terminar esta reseña sin hacer mención del relato de Félix J. Palma, sin duda alguna, para mí, el mejor de todos ellos, el que te tiene intrigado hasta el final jugando con las paradojas y los multiversos. Toda una lección de un gran maestro que no debería pasar desapercibida.

¿Qué pasaría si pudieras tener la oportunidad de saber el futuro que nos depara? ¿Cómo reaccionarías si ante ti apareciera una persona que murió hace ya tiempo? ¿Y si te encontraras cara a cara contigo mismo? ¿Qué pasaría si tuviéramos la oportunidad de viajar al pasado y cambiarlo? Sin duda alguna, las probabilidades y las historias que pueden surgir a raíz de estas preguntas son argumentación más que suficiente para coger Cronotemia , zambullirnos en él e intentar hallar las respuestas a un sinfín de incógnitas que presentan los viajes en el tiempo.

2 comentarios:

Kristineta! dijo...

Me encantaria poder viajar en el tiempo, y poder ver como era la vida en el pasado... pero solo el pasado, el futuro no me interesa tanto, prefiero que sea una incognita e ir descubriendolo dia a dia...
Si ojeando en alguna libreria lo veo me lo llevo para casa :)
Besos!

Carolina dijo...

Me lo apunto... esto de los viajes en el tiempo me apasiona desde que leí "El fin de la Eternidad" del maestro Asimov, para mí, la mejor novela que explica las paradojas de dichos viajes...