BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

miércoles, 22 de junio de 2011

Ni de Eva ni de Adán

Autor: Amélie Nothomb





Amélie Nothomb se sube en Tokio a la montaña rusa de una hilarante educación sentimental en brazos del muy delgado y muy oriental Rinri, un ávido lector que sueña con entrar en la orden del Temple. Amélie, decidida a aprender japonés enseñando francés a los autóctonos, conoce a Rinri en un bar. Pero, pocos días después, la relación entre maestra y alumno dará paso a una hermosa historia de amor. Distintos episodios nos sitúan, una vez más, ante una rica y peculiar visión de Japón, la de alguien nacido allí pero cuyos orígenes son occidentales, y donde la percepción de la alteridad cobra los más variopintos matices. Nothomb analiza sus experiencias desde una perspectiva casi antropológica, nunca exenta de ironía. La diversión está asegurada, pero también la ternu-ra e incluso la melancolía…, porque cuando Nothomb escribe en primera persona fascina, divierte, hace pensar y hace reír.


 
 
OPINIÓN de Carolina Márquez Rojas
 
Un libro peculiar que me ha encantado... sus 173 páginas se leen en un suspiro y dejan con ganas de saber más. Amélie Nothomb escribe un relato divertido, tierno, antropológico y sencillo. Por eso atrapa desde las primeras líneas, por su sencillez exenta de artificios. Aunque, y solo por poner un pero, el relato en primera persona me impide saber qué es lo que Rinri piensa, algo que me parece fundamental para comprender esta historia. Pero puedo perdonarlo porque estamos ante una autobiografía en la que la autora es la protagonista y sus sentimientos lo invaden todo. Y es más, gracias a sus pensamientos entendemos también lo que siente Rinri y su comportamiento.
 
Comprendo lo que siente... una occidental que se siente fascinada por el imperio del sol naciente, eso es algo que comparto. Pero por eso mismo he leído el libro con una mirada aun más crítica, porque aunque no he visitado Japón físicamente, si lo conozco un poco. Nothomb no me ha defraudado. Sus opiniones, sus pensamientos y su descripción del país nipón me han dejado embelesada. Es una experta describiendo el comportamiento, el pensamiento y la esencia de los japoneses. Me gusta especialmente su escalada al monte Fuji, eso sí es ser valiente; alcanzar la cumbre sagrada te convierte en japonés por toda la eternidad.
 
Un libro fascinante, irónico y que te hace reir, pensar, conocer otra cultura. Casi parece un tratado sobre antropología y es recomendable leerlo para acercarse un poco al pueblo japonés, un pueblo que a mí particularmente jamás deja de sorprenderme. Y es también una reflexión sobre los propios miedos y deseos a través de la tolerancia y la comprensión que te proporciona otro modo de vida diferente al tuyo.
 
Amélie Nothomb me ha dado motivos y ganas de repartir abrazos fraternos de samurái....
 
CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

8 comentarios:

Anabel Botella dijo...

Tú eres de las mías, esta autora, o te gusta o la detestas. Creo que no hay término medio. A mí me encantó esta novela.

Carolina dijo...

Anabel, jaja!! yo también siento que eres de las mías... ahora voy a buscar "Estupor y temblores" que me han dicho que es genial!
Besoooos, reina mora!!

Kristineta! dijo...

En general hablais tan bien de esta escritora que me están entrando muchas ganas de leer un libro suyo!
Besos

Carolina dijo...

Kristineta, anímate y luego nos cuentas, vale?
Muchos besos...

LadyMarian dijo...

Esta autora es una de mis autores pendientes. No me decido con cuál comenzar. Pensás que éste sería una buena elección o me sugerirías que pruebe con otro.

Me gustó mucho tu reseña!!

Besos nublados (por lo menos van sin ceniza)

PD: No sé si estarán enterados por allá que estamos con problemas por la ceniza de un volcán de Chile. ;)

Carolina dijo...

Hola, mi queridísima Milady...
Cualquiera de sus novelas está bien para comenzar y tu elección seguro que es muy sabia.
Gracias por estar siempre aquí.
Yo buscaré más títulos de esta autora: es fresca y divertida y muy analítica con la sociedad japonesa y con los sentimientos en general, que es lo que me gusta.
Me enteré de lo del volcán porque tengo una compañera de trabajo argentina. Pasó día y medio en el aeropuerto en Madrid hasta que pudo embarcar hacia Buenos Aires...vaya pérdida de tiempo.

Besos muy soleados...acá sólo tenemos el volcán del Teide en Tenerife y está más apagado que una chimenea en verano...:)

Shorby dijo...

Me hacen especial tilín los autores que causan opiniones tan extremas.
Tengo dos libros de ella ya en casa, con ganas de leerlos =)

Carolina dijo...

Pues, hala, Shorby, los lees y luego me cuentas lo que opinas...;)
Un beso.