BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

lunes, 2 de mayo de 2011

Cuarentañeras

Autor: Regina Román





SINOPSIS

Mira que hay agoreros que disfrutan gastando lengua acerca de la crisis de los 40. ¡Será la que ellos sufren, no te fastidia! Mi amiga Rita es una de ellos.


Rita se encargó de deprimirme pensando en los 40. Yo que siempre decía: ¿Crisis? ¿guat crisis?, llegué a paralizarme de puro miedo. Si quieres desterrar fantasmas y descubrir qué hay de mito en tanto rollo pesimista, acompáñame a través de estas páginas y sorpréndete porque si tú quieres, puede ser la mejor época de tu vida.: ¡El retorno a los 20!


Este libro es una oda a la mujer y sus posibilidades, independientemente de su edad.




OPINIÓN de Carolina Márquez Rojas

Existen muchos mitos acerca de los cuarenta (años, se entiende). Pero no son más que eso: mitos y supersticiones, creencias y leyendas urbanas que están a tiro para derribarlas precisamente por personas con argumentos, inteligencia y "dos dedos de frente". También los propios implicados pueden dar cuenta de ellos, rebatiendo esos mitos con argumentos extraídos de su propia experiencia. Todos llegaremos, llegamos o hemos sobrepasado ese ...mmm ¿límite? en nuestras vidas, un límite que parece ser todo un acontecimiento divino para el cual uno debe prepararse. Y un cuerno, como diría Regina Román en boca de Lola Beltrán, la protagonista de esta historia... los mitos existen porque unos cuantos frustrados les dieron vida, pero aquí estamos las "ladies", las señoras elegantes, pensantes y cuerdas para poner fin a esta absurda leyenda sin pies ni cabeza.

Vivan los cuarenta y viva Regina. La autora de este simpático, genial, divertido y cínico relato nos derriba los tópicos sobre los cuarenta, sobre todo a las mujeres, pero también a los hombres. Identificadas os sentiréis, queridas, queriendo dar al traste con aquellos agoreros que indicaban el inicio de vuestra decrepitud al cumplir dicha maligna edad... ¡si es cuando mejor se vive!... los hijos ya son más o menos mayores y te has separado-divorciado del diablo que se casó contigo tomando la forma de tu ex-marido. Ahora eres libre para vivir la vida, aquella que en tus "mejores" años te birlaron con promesas de amor eterno incumplidas.
La autoestima vuelve a apoderarse de tí como un huracán caribeño, en bermudas, bañador o en pelotas, síii... y todo ello te lo hará sentir esta historia en la que los "veinte" te parecerán ingenuos, conformistas, manipuladores y extremadamente inocentes.

Regina Román vuelve a sorprenderme. Esta vez con un relato más maduro, agudo, irónico y divertido.
Más psico-comedy entre manos, mucho más que con "Un féretro en el tocador de señoras", más directo y más crítico con nuestras tonterías sobre los mitos cuarentañeros, con un humor siempre a lo Regina, porque así es ella, divertida y crítica.
Gracias por este relato, sister y por enviarmelo en forma de christmas, I love you and merry Xtmas... nunca nadie había acertado tanto en la diana sobre el mito de las cuarentañeras...





CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

10 comentarios:

Anabel Botella dijo...

Cómo me gustó esta novela. Es genial y Regina ha sabido sacarle mucho jugo. de lo que más me sorprendió fue que Lola siempre está dispuesta como amiga, y eso es digno de resaltar en estos tiempos que corren.

Carolina dijo...

Es verdad, Anabel, todo lo que dices... la sister Regi es tremenda y eso de que Lola ponga su amistad por encima de todo, aunque sea un trabajo guai, no se ve todos los días... besos, guapi!

LadyMarian dijo...

El argumento tienta y tu reseña aún más. A las crisis (de cualquier tipo) hay que tomarlas siempre con algo de humor. El humor es fundamental para desdramatizar y no perder la perspectiva de las cosas.

Las crisis pueden venir a los 20, los 25, los 30, los 40, los 45, los 50. Es totalmente personal y si bien la edad es un componente importante, hay otros elementos que pesan en las crisis (ámbito de los hijos, pareja, laboral, familiar, etc.).

Acá usamos la expresión "le agarró el viejazo", cuando una persona está con la crisis de la edad. Y "pendeviejo/a", a alguien que se hace el adolescente pero ya está "madurito".

Ejemplo: Es típico que a algunos hombres les agarre el viejazo y entonces se conviertan en pendeviejos que se compran la moto deportiva, se visten, tienen actitudes y hablan como adolescentes, se desesperan por conseguir parejas adolescentes exclusivamente, etc.

Besos

Carolina dijo...

Milady: qué bueno contar siempre con tus comentarios tan sabios... me apunto esas expresiones, pues estoy haciendo un recopilatorio sobre usos del lenguaje español en latinoamérica (expresiones y frases propias de vuestro entorno).
Me parece muy acertado lo que nos comentas... espero que esta novela de Regina llegue a tus sabias manos ;)))
Gracias, milady, muchos besotes transoceánicos, primaverales y casi veraniegos...

Shorby dijo...

Me gusta leer este tipo de libros para descansar de lecturas plomazo, me lo apunto =)

Besotess

Carolina dijo...

Shorby, te va a encantar y descansarás, te lo aseguro...
Besos para tí...

Belén dijo...

Nunca me ha importado pasar de los cuarenta y la edad es algo que no me afecta (al menos, todavía) aún así me apunto a leer una buena historia divertida.

Carolina dijo...

Sister, la historia es realmente muy divertida, relajante y te dan ganas de ser cuarentañera toda la vida, jor, jor....

LAKY dijo...

Me gusto mucho su anterior novela y estoy deseando leer esta que, ademas, me pilla de lleno...

Carolina dijo...

Pueds Laky, anímate y luego nos cuentas qué te ha parecido....