BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

jueves, 3 de marzo de 2011

El oro oscuro


Título original: Dark Gold
Autor: Christine Feehan

Books4pocket
ISBN: 978-84-92801-43-5



SINOPSIS

Aquella noche, Alexandria creyó que el mundo de siniestra fantasía que conocía como dibujante se había hecho relidad: un vampiro auténtico amenazaba su vida y la de su hermano pequeño. Siguiendo con las sorpresas sobrenaturales, ambos fueron salvados por un extraño y hermoso ser, un coloso de larga cabellera rubia que inspiraba tanto terror como atracción. Pronto descubrirá que Aidan Savage es más que un hombre: es un carpatiano, miembro de una raza legendaria con poderes sobrenaturales. Un ser que asegura amarla porque ella es la única que puede poner fin a siglos de soledad y a un futuro sin esperanza. Alexandria no puede ngar la pasión que siente crecer dentro de su cuerpo, pero se niega a renunciar a su existencia humana. La perspectiva de una eterna noche es aterradora… aunque sea en el lecho del ser más seductor que existe sobre la tierra.


OPINION DE BELÉN MÁRQUEZ

¿Qué ha pasado con la saga?

A ver: voy por la tercera entrega y ya me he perdido. ¿Dónde está toda aquella magia y aquel interés que nos mostró Christine Feehan por su nueva y diferente raza de los carpatianos? Esta historia me ha parecido bastante lenta, aburrida y hasta se me ha hecho algo pesada hacia el final (si, ese que nunca llegaba).

Bien. Al principio del libro la autora nos muestra a la protagonista femenina de la historia: Alexandria, una mujer solitaria cuyo único objetivo es cuidar y dar lo mejor a su hermano pequeño. Para ello se cita con un importante creador de video juegos que busca un dibujante para su nueva creación. Será durante esta cena cuando Alexandria se encuentre con el vampiro que la acecha y que termina secuestrándola y llevándola a su guarida para alimentarse de ella y hacerla su compañera, cosa que casi consigue de no ser por la intervención de Aidan que llevaba tiempo tras este vampiro para darle caza.

En un principio Aidan piensa que ella ya ha sido transformada en vampiro e intenta acabar con su vida pero cuando la muerde, la reconoce como a su compañera e intenta salvara para que la inevitable transformación que está sufriendo no la mate o la transforme en un ser maligno.
Hasta aquí, todo va bien. Lo que menos me ha gustado es que manipule de esa manera la mente del hermano para que recuerde sólo lo más conveniente. A partir de este punto se establece entre ellos una relación tediosa. La primera parte está bien, ya que ella despierta, lógicamente asustada (bueno, aterrada) y sin poder asimilar qué es lo que le está pasando. Por mucho que Aidan intenta explicarle que no es un vampiro, ella no le cree (normal) y se niega a «ceder» a pesar de su atracción física hacia él (esto me hace mucha gracia, la verdad).

Alexandria se niega a reconocer su nueva naturaleza. Ella quiere ser humana, seguir con la vida a la que está acostumbrada y cuidar de su hermano pequeño. No quiere unirse a un hombre al que no conoce y que le explica historias fantasiosas sobre la vida que le espera. La historia se hace pesada ya que no pasa nada más. Todo el rato es el mismo tira y afloja: la insistencia de Aidan y el rechazo de Alexandria. Vamos que, al final dices: «vale, se queda con él porque no tiene más remedio», claro que la autora lo enmascara con la resabida fórmula de: «de repente me he dado cuenta de que le amo… ¡qué tonta he sido!». Entonces, por supuesto (y cuando ya quedan pocas páginas para el final), viene el trozo en que «Aixx, puedo perderlo» y en el que Aidan ha de enfrentarse a un supuesto vampiro malísimo que lo puede derrotar (cosa que tampoco comprendo porque al principio la autora pintaba a Aidan como una especie de súper héroe muy superior a cualquier vampiro que se le quiera enfrentar) pero bueno, el final es el esperado y te abre camino hacia la siguiente entrega (que pienso leer porque ya la he comprado) y que nos mostrará la historia de Gregori, maestro (por así decirlo) de Aidan, uno de los personajes más misteriosos y atractivos que posee esta autora y que espero no destroce en el siguiente libro.

4 comentarios:

Carolina dijo...

¡Tóma ya!
Te estás pareciendo a Milady, ya tienes escoba propia, jeje...

Belén dijo...

Escoba con turbo incluído. Estoy verdaderamente ofuscada, todo a mi lado es oscuridad...
Es el peor con diferencia de los tres, sin embargo yo siempre he sido la defensora del pueblo, así que en su defensa diré que no es la única escritora que posee en sus sagas algún libro malo... porque las hay y muchas (por desgracia para nosotras que los compramos y los leemos)

Anónimo dijo...

Belen no unikamente destrozo a Gregory(mi personaje favorito de esta saga)lo re-destrozo en su novela(la magia oscura) y las siguientes.De ser seductor enigmatico el "mas" poderoso de los carpatianos lo apoko a mas no poder pienso, el personaje tenia mucha tela de donde cortar lastima no supo aprovecharlo

Belén dijo...

Verdaderamente una lástima esto que me cuentas. Bueno, comprado está y, por lo tanto, lo leeremos a ver cómo ha terminado este personaje. Gracias por tus comentarios.