BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

martes, 22 de febrero de 2011

Pasión eterna


Taken by Night
Autor: Kathryn Smith
Editorial RBA
ISBN 978-84-473-7082-5


SINOPSIS


Saint ha recibido una llamada de socorro de la Maison Rouge, el famoso burdel londinense donde trabajan algunas amigas suyas. Tras seis siglos de existencia como vampiro, Saint sabe que es mejor permanecer al margen de los humanos, pero dos de las chicas han sido brutalmente asesinadas, e Ivy Dearing, la bella hija de la dueña, le necesita para atrapar al criminal. Ivy está dispuesta a llegar hasta el final, aun poniendo en peligro su propia vida… Y Saint siente que ya no puede ignorar por más tiempo la llamada del amor ni la de su propio destino.


OPINION DE BELÉN MÁRQUEZ

Nos encontramos ante la tercera entrega de la serie La hermandad de la Sangre cuyas reseñas las podéis encontrar aquí mismo, en Entre Libros.


Tal y como nos indica la sinopsis, la trama se centra en el interior de un burdel: la Maison Rouge, una casa de citas propiedad de Reign, uno de os miembros de la Hermandad de la Sangre, un lugar donde los vampiros pueden cobijarse y saciar su sed de sangre.


Saint, nuestro protagonista, llega al burdel donde le comunican la muerte de dos de las chicas que allí trabajan. Ambas han sido brutalmente asesinadas y les han arrancado la matriz, lo que hace sospechar a la policía que tal vez, Jack el Destripador, haya regresado. En seguida aparece un nuevo cadáver y Saint comienza a investigar el punto de conexión de las tres víctimas. Durante este proceso, deberá lidiar con la hija de la Madame que regenta el burdel, que se ha propuesto seducirlo a toda costa.


A mi modo de ver, este libro es el más simple de los tres. La trama no es extremadamente enredada y se ciñe casi exclusivamente a la relación entre Ivy y Saint. La descripción del vampiro es magnífica. La autora pretende que nos enamoremos de él y lo consigue. Por otro lado Ivy es una mujer moderna, descarada y sin ningún tipo de pudor hacia el sexo opuesto ya que ha vivido desde niña en el burdel (aunque no trabaje allí) y no le asusta ni le cohíben las relaciones sexuales. Como la trama está centrada en ellos dos, son los únicos personajes fuertes que encontraremos; el resto parece que hayan sido «añadidos» para completar la historia pero son bastante blandos y pobremente descritos.


Cuando empezamos a leer el libro, nos preguntamos qué tiene que ver esta historia con la Hermandad pero a medida que vamos avanzando veremos que todo está relacionado.
Sigo pensando que Mía para siempre, la primera de la saga es la mejor, la más profunda en cuanto a sentimientos se refiere, más romántica y más interesante. Tanto Pasión Eterna como su predecesora, Amor Inmortal, son meras excusas para proseguir con una saga que prometía mucho pero que va debilitándose por momentos. Sólo espero que la próxima entrega tenga un pelín más de fuerza, aunque, de todos modos, son historias entretenidas, bien escritas y muy románticas.