BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

jueves, 3 de febrero de 2011

La habitación de las mariposas

Autor: Ramón Cerdá

Reseña recuperada de la desaparecida página McGregoradas.




SINOPSIS


Enrique del Nogal, Notario de Valencia, es secuestrado de su domicilio, volviendo al cabo de una semana sin que nadie haya pedido rescate por él. Vuelve ileso, con la misma ropa y sin recordar nada de lo ocurrido durante su ausencia, lo que hace dudar de la veracidad del secuestro, incluso a su propia esposa. Él, que nunca ha creído en los espíritus sufrirá en sus propias carnes una serie de apariciones que lo desconcertarán y complicarán más todavía su relación conyugal y su trabajo profesional.


OPINIÓN DE CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

El misterio y la intriga están servidos desde las primeras páginas del relato, primero de una trilogía sobre un tema que da mucho juego en la literatura y da alas a la imaginación: el Espiritismo, pero relacionado con otros temas igualmente intrigantes e interesantes, como la clonación -éste es el caso-, los viajes astrales y la reencarnación. Los tres libros son de lectura independiente, no es necesario leerlos por orden de publicación, aunque comparten la presencia de algún personaje de los varios que aparecen en la trama.

A partir de una premisa inquietante - la desaparición de una persona, su falta de memoria sobre lo ocurrido, el miedo a no recordar-, la historia se va entretejiendo y construyendo a partir de la narración de todos los protagonistas de la trama; cada uno cuenta lo que le está sucediendo y qué es lo que piensa, por lo que cada personaje es una pieza del rompecabezas que va tomando forma con la aportación de los hechos que están viviendo todos y cada uno de ellos.

Si bien la novela atrapa el interés del lector, el hecho de contar con varios narradores y no uno solo, que es a lo que nos acostumbran la mayoría de autores, hace que a veces se pierda un poco el hilo argumental, pues no se sabe cuál es la intención del autor al cambiar al personaje que cuenta la historia por otro personaje y otro relato, y que, además cuenta su propia historia, con lo que la narración se "corta", se interrumpe al final de cada capítulo para iniciar otra narración distinta a la anterior; pero una cosa es cierta, y es que mantiene la tensión con cada última frase de cada capítulo, dejándonos con las ganas de que el autor vuelva a retomar el hilo que acaba de abandonar.
Los saltos y cambios de narrador nos plantean nuevos interrogantes y nuevas pistas para desentrañar el misterio, a veces demasiados interrogantes, y si uno tiene conocimientos sobre clonación, el argumento va tomando un camino un tanto previsible, pero la conclusión consigue sorprender a pesar de la falta de datos científicos que aporten un poco de luz sobre el tema.

Lo que empieza siendo piezas dispersas de un puzzle acaba ensamblándose, mostrando la idea con un mismo nexo de unión, una sola historia en definitiva, aunque sobra algún que otro personaje que, realmente, poco o incluso nada tiene que ver con el desenlace del relato, con el misterio que es la clave, el "espíritu" de la novela.

La trama engancha aunque resulte un tanto dispersa, quedan algunas preguntas sin respuesta y hay personajes prescindibles para la comprensión del relato. Pero una vez el lector comienza a leer y se introduce en el mundo creado por el autor y en el misterio que desprenden cada una de las líneas escritas, la única alternativa es terminar la novela y conocer su final, un final sorprendente.


CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

2 comentarios:

Belén dijo...

El cambio de narrador se utiliza muchas veces para seguir, en primera persona, diferentes subtramas de la historia. En literatura fantástica se usa bastante y Gearge RR Martin domina este estilo a la perfección.

Carolina dijo...

No estoy muy acostumbrada a este estilo pero le voy cogiendo "el tranquillo".