BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

jueves, 10 de febrero de 2011

De verdades inciertas


De verdades inciertas
Autor: Iñaki Otazu Elcano
Editorial Círculo Rojo
ISBN: 978-84-15143-40-6



Sinopsis

¿Puede un hecho fortuito cambiar tu vida? Al menos, sí puede poner patas arriba los resortes de tu propia existencia. Esto es lo que sucede a Bruno Riera, quien lleva una vida tranquila junto a su mujer, María, en la ciudad de Lugo. Accidentalmente encuentra una información que le conducirá a adentrarse en el oscuro mundo de la delincuencia organizada, protagonizando una gesta que a su vez le hará remover los fantasmas de un pasado que ya creía enterrado.

¿Acaso no trata de eso la vida?: volver a reinterpretar una y otra vez nuestras narrativas del pasado con la perspectiva y la información que nos plantea el presente.

Una historia que mezcla el thriller con el análisis introspectivo del protagonista, en una sucesión de acontecimientos que, mezclados en paralelo con la narración de episodios de su vida pasada, conducen la trama por derroteros inesperados.



OPINION DE BELÉN MÁRQUEZ

Bruno es policía, pero no es un policía «activo» sino que ocupa un puesto como administrativo, atendiendo las denuncias de las personas que llegan a la comisaría. La vida de Bruno ha sido bastante normal, como pueda ser la vida de cualquiera de nosotros, con unos padres cariñosos que le quieren y un hermano que, por desgracia, no ha sabido encauzar bien su vida.

El libro comienza entrelazando historias tanto del pasado como del presente. Por un lado vamos siguiendo la vida de Bruno, casado felizmente con María, cuyo casual hallazgo lo lleva a actuar no sólo de manera inesperada sino que también le obliga a recordar un pasado no muy feliz y que ya creía olvidado y enterrado. Paralelamente viajaremos al pasado y conoceremos la historia de Bruno y su familia, y las circunstancias o acontecimientos que lo han llevado a querer tomar esa determinación ante su hallazgo.

La historia nos hace reflexionar. Todos tenemos familia y a menudo nos preguntamos si la vida no nos sorprenderá de modo perverso. Todos queremos llevar una vida plena, feliz, en la que los nuestros—sobre todo si hablamos de los hijos— alcancen sus metas y nos hagan sentir orgullosos de lo que somos. Poca consideración tenemos, en cambio, con aquellos que no han tenido igual fortuna. Ante las desgracias ajenas miramos hacia otro lado rogando —o agradeciendo— no hallarnos en su caso, aunque, bien podría habernos pasado a nosotros.

Iñaki escribe de un modo que yo llamaría relajado. No busca la perfección, ni el doble sentido a las frases; no es metafórico ni nada que se le asemeje, simplemente, nos cuenta una historia. Lo hace bien, adentrándonos en su mundo y haciendo que lo sintamos cerca; ahora bien, algo hay que no acaba de encajar y es, a mi modo de ver, que es demasiado «educado» escribiendo. Los personajes son demasiado gentiles, algo blandos, no hay bromas entre ellos, lo que hace que la historia pierda algo de realidad, pero sólo un poco. En general, la historia me ha enganchado lo suficiente y me ha gustado porque nos muestra lo sencillo que es que tu vida cambie según las decisiones que tomes.