BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

lunes, 29 de noviembre de 2010

El habitante del olvido

Autor: Granada Mª Vázquez Pareja

SINOPSIS

Sergio ha salido del coma. Pablo lo conoció cinco años atrás, cuando Sergio pasaba un mal momento y desde entonces no imagina la vida sin él.
Irene acaba de aprobar el MIR. Hace cinco años que no ha vuelto a ver al chico triste del zoo del que se enamoró sin más; el mismo tiempo que lleva sin saber nada de Toni.
Sergio ha despertado pero no reconoce a nadie. Ni a su familia, ni a Pablo... sin embargo quiere conocer a Irene.


En El habitante del olvido el lector descubrirá momentos concretos de la vida de unas personas marcadas por el accidente que casi le cuesta la vida a una de ellas. Sus debilidades, conciencias y sentimientos salen a la luz, narradas con sensibilidad.
Nos encontramos ante una historia entrañable, con un fondo dramático y sin embargo, lleno de emoción, optimismo y esperanza.










OPINIÓN DE CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

Las personas somos un compendio de muchas cosas. Nacemos con un signo del zodíaco que supuestamente marca nuestras vidas, con un carácter definido que después se moldeará a lo largo de los años a través de la educación y la interacción con otros seres vivos, humanos y no humanos.
Nuestro carácter y personalidad, nuestras vivencias y recuerdos son elementos escondidos en lo más profundo de nuestro cerebro, guardados celosamente en los rincones de nuestra memoria, agazapados para salir a la luz cuando más los necesitemos.
 
Pero, ¿qué ocurriría si por circunstancias ajenas a nuestra voluntad perdiéramos esa conexión con la memoria?
Es terrible perderse en un lugar, la angustia de no poder salir de un laberinto de calles y caminos desconocidos, sin poder encontrar una salida, sin llegar a un destino que anhelamos. Es aún más terrible perderse en los caminos de la memoria al confundir recuerdos debido a enfermedades cerebrales. No obstante, lo peor que le puede suceder a un ser humano es perder por completo su memoria, borrarse como si nunca hubiera existido una vida, unos recuerdos, una familia, un trabajo, un amante, sintiéndose vacío como un ordenador al que borran su disco duro.
Eso es lo que le ocurre a Sergio después de un grave accidente que lo ha mantenido un tiempo en coma. No recuerda nada, no reconoce a nadie, no sabe quién es o quién fue. La soledad es tan real y aplastante como aquello que cambió su vida
Granada Mª Vázquez teje una trama impresionante desde este punto de partida, la elabora, la alimenta y te la hace vivir como si los personajes fueran lo único importante en tu vida. No he podido parar de leer, me atrapó en un suspiro con el pensamiento de Sergio, Pablo, Irene, Toni...todos se enlazan con todos en un intento de recuperar sus vidas pasadas, no solo Sergio, el único que puede empezar de cero.
 
Sergio habita en el olvido y sufre, por él, por su familia, sus amigos. Pero es un dolor compartido, el de los que le rodean y aman; la angustia de no ser recordado es tan intensa como el no recordar. A veces las cosas suceden para cambiar nuestras vidas, para mejorarlas y para darnos cuenta de lo que hemos perdido y lo que significaba para nosotros, para recuperarlas, para perdonar y ser perdonados, para seguir viviendo siendo un poco más felices.
 
Y para seguir almacenando recuerdos...
 
Novela muy recomendable, por su sabiduría, sus enseñanzas, su tolerancia hacia lo que es diferente a nosotros.
Granada, un relato precioso que me ha conmovido muchísimo. Espero tu segunda novela cuanto antes, no tardes tanto en escribir.




CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

viernes, 19 de noviembre de 2010

OTOÑO SANGRIENTO

Autor: M.Covadonga Mendoza

SINOPSIS

Otoño sangriento es una novela de misterio ambientada en el Madrid de 1888, con grandes dosis de romance y humor.
Los detectives Christophe La Barthe y Emma Halvick son contratados por la parroquia de San Andrés de Madrid para que
averigüen quién mató al padre Hontañón, muerto en el propio templo por un dardo envenenado.
Pero pronto habrá más víctimas. El sospechoso es un hombre que se hace llamar Erebus y que viste capa y sombrero, a imitación de Jack el Destripador, que en ese momento también actúa en Londres...


Reflexionando sobre cómo la información exagerada y manipulada sobre un crimen puede afectar al curso del mismo, y a su percepción por parte de la gente, he escrito esta novela.


M.C. Mendoza
 





OPINIÓN DE CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

Esta es la segunda novela que leo de la autora Covadonga Mendoza. La primera fue Liber Hespericus, posterior a Otoño Sangriento, y esta nueva lectura no ha hecho más que confirmar mis sospechas.
Mendoza es, ante todo, una aventurera de las buenas, imaginación no le falta cuando crea una historia, pero lo mejor es cuando traslada esa imaginación al papel.
Es muy difícil crear un relato donde un asesino anda suelto, establecer una serie de sospechosos, apuntar en una dirección, y después disparar hacia otra, dejando al lector despistado hasta casi el final, cuando ve el objetivo del escritor, cuando "ve la luz". Es además particularmente difícil conseguir que el relato no se complique ni se enrede haciendo que la persona que lo está leyendo se pierda, debiendo volver hacia atrás en la lectura para recuperar el hilo perdido. Y además, es tremendamente difícil ambientar la historia en un lugar en concreto y en una época determinada, porque al hacerlo se debe buscar documentación, enmarcar la acción de los personajes en ella y hacerla creíble.

Pues todo ello lo consigue Mendoza, con un estilo muy particular con el que no me había encontrado antes. Claro que todos los autores tienen un estilo único, pero algunos se parecen a otros y sólo se aprecian las diferencias por la originalidad de la trama; en este caso, la originalidad es lo de menos, y no porque no lo sea, sino por la forma en que está contada y por su contenido.
Me gusta mucho como escribe Covadonga: su prosa me atrapa desde la primera frase, con un vocabulario amplísimo y palabras que, apuesto, muchos autores desconocen y deberían utilizar la ayuda de un diccionario para saber su significado. Y de igual modo describe con delicadeza o crudeza, según el contexto, a una dama de la alta sociedad o a una vulgar prostituta barriobajera, utilizando giros que consiguen arrancarte más de una sonrisa.

Pero hay una cosa que me "molesta" de esta escritora, una cosa que ya me planteé al leer su tercera novela. Esto que me produce incomodidad, es que retrata a unos personajes increíblemente reales, con los cuales te identificas plena y conscientemente, preguntándote si Mendoza te ha estado espiando por el ojo de la cerradura, a tí, a tu madre, o al hombre del que estás enamorada. Y me molesta esto porque luego estos personajes no me los saco de la cabeza, permanecen en mi memoria como algo vivo, como si los conociera profundamente y sufro por ellos, porque cuando termino la última página me entra un sentimiento de nostalgia y pesar: ¿volveré a tener noticias alguna vez de ellos? Pudiera ser que sí, porque las novelas de Covadonga Mendoza están relacionadas de algún modo u otro.

Esta es una excelente historia de misterio. Un asesino anda suelto en el Madrid de finales del XIX, sospechosamente parecido a un tal Jack el Destripador que actúa al mismo tiempo en la ciudad de Londres, un criminal que responde al nombre de "Erebus". Los detectives franceses Christophe LaBarthe y Emma Halvick son reclamados para resolver el enigma. Si en Liber Hespericus el personaje femenino me resultó excesivamente irritante y el masculino, extremadamente atractivo y comprensivo, en esta ocasión los papeles se invierten. Emma es encantadora y sufridora y Christophe es el que me resulta un tanto cargante. Pero son personajes "reales", cuyos sentimientos afloran en cada página de la novela y no son los únicos que te conmueven: los personajes secundarios son el contrapunto perfecto a los protagonistas.

Lo importante, sin embargo, es que debajo de esta entretenida historia se esconde algo que a la autora le encanta practicar: la crítica social, política, filosófica o lo que se tercie. La sociedad española de finales del siglo XIX está magníficamente retratada; el machismo, la religión, el pecado, el adulterio, todo es más importante que los crímenes de un hombre fantasma, excusa para poner de manifiesto una vida y forma de pensar lamentablemente no del todo extinguida. Y también es una crítica al poder de la prensa, de cómo las noticias pueden ser manipuladas en manos de profesionales sin escrúpulos, deformando la información y desinformando al público al que va dirigida, convirtiendo en sensacionalismo lo que debería ser una noticia objetiva e imparcial que ofrezca a los lectores una base sólida para transmitir su opinión libre.
Ese es uno de los pilares fundamentales de la democracia y la libertad.

Una aventura muy recomendable, con un final inesperado y a la vez coherente con el pensamiento y los sentimientos de los protagonistas, para disfrutar y reflexionar...

CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

domingo, 14 de noviembre de 2010

MATA PARA MÍ (Kill for me)

Autor: Karen Rose

SINOPSIS

Seis adolescentes han sido raptadas. Cinco han acabado asesinadas; una ha sobrevivido, sólo ella puede revelar los secretos de una inquietante red de gente que secuestra y vende chicas adolescentes en el mercado negro. Pero los responsables de los crímenes harán lo que sea necesario para hacer que guarde silencio.


Susannah Vartanian y Luke Papadopoulos han jurado detener los crímenes, cada uno por sus propios motivos personales. La investigación les conducirá al turbio reino de las salas de chat de Internet, donde todos pueden enmascarar sus identidades. No tardarán en descubrir una red de engaño tan intrincada que no saben en quién confiar.


Encontrando consuelo en los brazos del otro, comienzan a desentrañar todos los cabos, pero los asesinos son despiadados y están decididos, y no vacilarán en tomar medidas extremas para asegurarse su anonimato y mantener su negocio intacto. Cuando Susannah descubre un inesperado vínculo con la chica a la que intenta salvar, su vida no tarda en peligrar y Luke hará cualquier cosa que esté en su mano para salvar a la mujer a la que ama.





OPINIÓN de Violeta Jiménez Ávila
 
Dice la voz popular que donde mejor se vive es en un pueblo, y claro, puede que sí, pero… depende del pueblo. A mí no me importaría vivir en Forks si puedo encontrarme a Jacob por la calle (lo siento, yo sigo siendo más de hombres lobo, debe ser por eso del defecto profesional), pero estoy terriblemente convencida, que Dutton sería el último pueblo en el que viviría.

¿Por qué? Pues tendréis que leer Mata para mí, de Karen Rose, para saberlo. Es la tercera novela de la trilogía Vartanian, y… qué novela!!

No sé, a santos de qué, han metido a Karen Rose en novela romántica, puesto que salvo por dos besos y medio, y una mini-escena de cama, lo demás, son 500 páginas y pico de intriga, suspense y novela policíaca. Así que… de romántica nada. Hagamos una campaña a favor de cambiar a esta autora de género, para que la coloquen donde debe estar: en novelas policíacas, de misterio, o donde buenamente crean necesario, pero en romántica no. Porque si algún lector va en busca de amoríos, escenas de cama, romanticismo y demás, se va a llevar una linda sorpresa, y es más, es probable que tengamos que llevarlo ingresado a un manicomio de la impresión. Porque si algo tiene este libro, es una trama dura, muy, muy dura.

Karen Rose juega con los sentimientos del lector, pero esos sentimientos íntimos que todos guardamos bien dentro, esos que todos consideramos tabú, y de los que no hablamos para no meternos en camisa de once varas. Porque a nadie le gusta oír que existe la pornografía infantil, la trata de humanos, y esas cosas. Duelen. Duele saber que hay personas que raptan niñas y adolescentes para venderlas a redes de prostitución. Son cosas tan dolorosas, que intentamos sacarlas de nuestro día a día.

Karen Rose se mete en esa camisa de once varas, y lo hace tirándose de cabeza a la piscina y sin red de seguridad. Con unos personajes muy creíbles, con los que llegas a conectar de tal manera, que vives la situación a través de ellos. Se te agarrota el alma, lloras, te sientes impotente en determinados momentos, y sufres con ellos. Pero a la vez, te sientes fuerte, sientes sus ganas de salir adelante, sientes su optimismo, sus ganas de vivir….

Recuerdo que el primer libro de la trilogía: Muere para mi, me resultó fuerte pero me encantó, el segundo: Grita para mí, aumentó en dureza, poniéndose por delante del primero en cuestión de gustos. Pero el tercero, este del que hablamos… uffs!! Sublime. Es un libro redondito, donde todas las dudas que había ido sembrando a lo largo de los dos libros anteriores, se ven respondidas. No deja nada en el aire, y cuando terminas el libro, estás vibrando, con los ojos como platos, y los pelos como escarpias.

Debéis darle una oportunidad a esta autora. Tiene muchos libros escritos (pero pocos de ellos están traducidos), es una gran serie donde todos ellos están interconectados (se pueden leer independientes, eh??), aunque dentro de la serie, los tres últimos, crean una trilogía.

Alguien te observa
No te escondas
Cuenta hasta diez
Muere para mi
Grita para mi
Mata para mi

Es un libro policíaco muy, muy recomendable.
 
VIOLETA JIMÉNEZ ÁVILA

jueves, 11 de noviembre de 2010

NECRÓPARIS

Autor: Fernando Cámara

SINOPSIS DE LA EDITORIAL

Una pareja en viaje romántico por París descubre que la ciudad se torna misteriosa e inhóspita por las noches. Se sienten asediados por las calles y en su propio hotel. Por la mañana dudan de lo ocurrido, pero pronto volverá a oscurecer y la situación se repetirá con mayor intensidad. NECRÓPARIS es una road movie en un fascinante París nocturno que se vacía para el horror. Un misterioso hotel que cambia de lugar. Mendigos que devoran a las clases altas. Las temibles zonas de neón rojo. Mapas imposibles. Estudiantes en plena revuelta. Maniquíes vivientes. Novias que envejecen por momentos. Obreros asesinos entregados a una nueva revolución…

NECRÓPARIS es una novela angustiosa y reflexiva, que nos dibuja como generación, con nuestros miedos, deseos y frustraciones. París ya nunca será igual.



 
 
OPINIÓN DE CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS
 
Viajar...un sueño que algunos afortunados pueden realizar, aunque hoy en día ese sueño está al alcance de muchos. Viajar sin sobresaltos, sin pesadillas, es el deseo de todos los que se lanzan a la aventura de descubrir nuevos paisajes, nuevos mundos. Pero este es un viaje de pesadilla, de terror, de alucinaciones sin tregua; un viaje hacia lo desconocido donde nada es lo que parece y el miedo aguarda en cada esquina, acechando para convertirse en un solo ser contigo. Es este un viaje donde saldrán a la luz todas tus fobias y ya nunca nada volverá a ser igual.


Gracias a NGCficción! por invitarme a leer esta historia, gracias.

Dani y Eva son una pareja convencional, casados desde hace unos años, con hijos, y van a realizar un viaje inolvidable a París, la Ciudad de la Luz, convencidos de que será un acontecimiento único, pero lo que no saben es hasta qué punto será único e inolvidable...


Hace unos años tuve la fortuna de visitar París. Es una ciudad muy hermosa, quizás la más hermosa de todas las que he conocido. El relato de Cámara, escrito como guión cinematográfico, con un estilo muy diferente a lo que estamos acostumbrados, me ha transportado de nuevo a sus calles, a sus monumentos y a su idiosincrasia como ciudad compendio de culturas diferentes, de vidas antagónicas, de Ciudad de la Luz que nos absorve como si fuéramos insignificantes mosquitos incordiadores. Por ello la ciudad se “rebela”, nos persigue, nos hace darnos cuenta de nuestros miedos y de nuestras carencias, nos hace sentir lo frágiles que somos, y de cuánto necesitamos a nuestros seres queridos.

Este es un relato agónico, alucinante, es una pesadilla surrealista con mucho de realidad almacenada, dispuesta a devorarte como si fueras un insulso maniquí al que desmembrar y esconder bajo la manta de un vagabundo cualquiera. Ya no eres nadie, ni siquiera te reconoces, aunque te escondas en tu más preciado amuleto. La pesadilla es real, la evidencia física se delata en tu cara y cuerpo, y no puedes huir, no puedes, solo puedes...rendirte.

La atmósfera es atrayente, te atrapa, agobiante, con muchas referencias cinematográficas y musicales...”Beguin the beguin”, desean los personajes, volver al principio de ese mal sueño, a sus vidas tranquilas y sin sobresaltos, a coexistir con seres normales como ellos son, o eso es lo que creen.

Fernando Cámara me ha seducido con este relato “cinematográfico”, surrealista, asfixiante.

París ya no volverá a ser igual...
 
CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS

lunes, 8 de noviembre de 2010

EL PALADÍN DE LA REINA (PALADÍN DE BRIAH)

Autor: M.Belén Márquez

SINOPSIS DE LA EDITORIAL

Cuando la legendaria batalla del desierto de Kirk-Baladh aún no se había borrado de la memoria de los más veteranos guerreros, el poder maligno del dragón Berhelliadath y sus seguidores amenaza de nuevo con destruir la paz del mundo de Hernia y acabar con sus fantásticos habitantes. El ejército de Zanal-Varim, conocido como los paladines de Briah, dirigidos por el caballero Edric Bridel, el aralim Morarg Vorn y el elfo Aradir Ingarion, entre otros valerosos personajes, serán los encargados de proteger a la reina Yvanna de las perversas intenciones que el general Kronendath tiene reservadas para su destino.



"El paladín de la reina" es una novela que entusiasmará a los seguidores de sagas fantásticas como "El Señor de los Anillos" o "Crónicas de Narnia". Una obra épica donde se construye un universo fantástico en el que los personajes centrales deberán someterse a una serie de batallas para conseguir salvar al reino de Hernia de las crueles intenciones del dragón Berhelliadath.

SINOPSIS DE CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS
 
Thildard, el muro mágico que contiene el Mal se ha resquebrajado y ha perdido su poder.

Hernia y sus reinos se hallan en peligro y solo unos pocos tienen conocimiento sobre ello.
Morarg Vorn, el aralim, y Aradir, el elfo, son los primeros en ser conscientes del peligro y aportan sus fuerzas y conocimientos para averiguar la causa del caos.


Mientras, Zanal-Varïm, una de las ciudades humanas del reino de Plenia se enfrenta a una terrible amenaza...tan sólo los Paladines al servicio de la diosa Briah podrán detenerla...tan sólo el Bien podrá detener al Mal, cuidar a los Guardianes, preservar el honor y la lealtad en un mundo de fantasía...

 
 





OPINIÓN de Carolina Márquez Rojas
 
Nunca fui aficionada a la literatura fantástica, porque nunca había leído un libro perteneciente a este género. Simplemente, no me interesaba porque yo leía los libros que le “robaba” a mi madre siendo niña y nunca tuve oportunidad de introducirme en mundos de fantasía, el género fantástico no se hallaba dentro de mi “botín de guerra”. Lo que sí recuerdo es que Belén se pasaba horas leyendo una historia que alguien le regaló durante una enfermedad que la obligó a guardar cama, un relato que ocupaba tres o cuatro tomos, una edición de hace 25 o 30 años, lo que entonces me parecía un tochazo, largo y solemne, con nombres muy raros que suponían un esfuerzo enorme el poder recordarlos todos sin perderse entre unos y otros. Esa historia que a mí me resultaba indiferente, era, ni más ni menos, que El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien.

Y sé a ciencia cierta que fue en ese período cuando nació la afición de Belén por la Fantasía, los mundos irreales y las aventuras de seres surgidos de la más poderosa imaginación que haya existido jamás. Nació así un sueño: crear una historia imaginada por ella misma, escribirla y...publicarla algún día. Después de muchos años de trabajo, esa historia por fin ha visto la luz, bajo el título de El Paladín de la Reina (Paladín de Briah).

Tuve la fortuna, ya hace tiempo, de leer uno de los primeros borradores de la historia. Lo que me costó entrar en ella sólo la diosa Briah lo sabe. No acababa de engancharme y así se lo comenté a la autora. Mi falta de experiencia en el género tenía mucho que ver, desde luego, y se trataba de un borrador...Belén tenía muy claro que aquello no era definitivo y quería mejorarlo. Y vaya si lo hizo, mucho.

De aquella primera lectura me impresionaron muchas cosas, porque después de unos primeros capítulos en los que andaba confusa y perdida, el mundo fantástico de Hernia y sus Paladines comenzó a atraparme. Sus personajes consiguieron hacerme sufrir, enamorarme (no me importaría tener a un elfo como Aradir en mi vida), reir, llorar, sonrojarme y volar a lomos de un dragón -por Dios, qué sería una novela fantástica sin una serpiente voladora, con lo que me gustan a mí-. Nunca creí que Belén escribiera tan bien, tan claro, con un vocabulario tan amplio y frases que no se me hubieran ocurrido en la vida. También recuerdo lo mucho que me reí con Undreas, mi personaje favorito, con el capítulo en la taberna y con la ironía y el lenguaje de algunos de los personajes secundarios.

Y todo ello con un borrador.

En esta segunda lectura todo ha sido más mágico aún. Recordar lo que me impresionó me ha servido para disfrutar la historia doblemente, a lo que se ha unido el hecho de que las modificaciones introducidas por la autora han contribuído a atraparme desde las primeras páginas. Desde luego, la imaginación desplegada es impresionante, hasta existen unos apuntes de lenguas extrañas, con las que algunos personajes se dirigen a Brisazul, la yegua del elfo Aradir, o a Aureón, el dragón del pueblo Sigurd.

La historia contiene todos aquellos elementos del género: personajes clásicos, como elfos, enanos, guerreros (Paladines), otros nuevos pero igualmente fantásticos: sigurds, kurgash, skirdos, aunque lamento que el ejército Oesdán no tenga mayor protagonismo (espero que en la segunda parte Córax y su ejército se impongan al resto); el relato tiene también su dosis de romanticismo...siempre pensé que los elfos eran un poco afeminados -existe un personaje que los llama “nenazas”-, sin embargo Aradir es todo un conquistador desvergonzado e irresistible. Por supuesto, el amor platónico también tiene un lugar, así como la magia, las duras y sangrientas luchas en las que ruedan cabezas, miembros, armas, caballos y todo lo que se mueva en un campo de batalla.

Pero fundamentalmente estamos ante una historia de amistad, lealtad, honor y compromiso. La amistad entre dos seres pertenecientes a razas diferentes, unidos por una misma causa: restablecer el orden y el equilibrio entre el Bien y el Mal, Briah y Binah, la Luz y la Oscuridad. La lealtad de un Paladín a su rey y su sacrificio por el bien común. El honor de los Paladines que les lleva a actuar más allá del deber, y el compromiso de todas las razas de Hernia por superar la Oscuridad.

Una historia para disfrutar más allá de los límites de la imaginación y para comprender cuán importantes son estos valores que olvidamos en nuestras vidas cotidianas.

Espero con ansiedad la segunda parte, y sigo sin haber leído a Tolkien, espero que me perdone por haber preferido antes el relato de M. Belén Márquez.

Yo ya sé quién es El Paladín de la Reina...



CAROLINA MÁRQUEZ ROJAS