BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

martes, 30 de marzo de 2010

El príncipe oscuro


Autor: Christine Feehan


Incluso para Mihail, príncipe de la legendaria raza de los carpatianos, la soledad se vuelve insoportable con el paso de los siglos. Como todos los hombres de su especie, necesita encontrar a la mujer destinada a ser su compañera eterna, para no ceder a las tinieblas y engrosar las filas de los que se han convertido en depredadores. Por eso su alegría es inmensa cuando contacta telepáticamente con una mujer excepcional. Alguien que puede leer la mente, como los carpatianos. Pero su sorpresa es inmensa al conocer que se trata de una humana.


Raven es hermosa, valiente, decidida... y enseguida queda prendada del majestuoso poder de Mihail. Pero ¿podrá aceptar la realidad de una raza tan parecida a los vampiros de las leyendas? Para saberlo, tendrán que sobrevivir tanto a la oscura amenaza de los seres de la noche como a la violencia de un grupo de fanáticos humanos.


Cuando escogemos una novela para leer lo hacemos por diferentes motivos: nos gusta el género, nos encanta el autor, nos atrae su argumento; hay quienes incluso, han comprado libros por su atrayente portada...


Desde hace algunos años -exactamente desde que comencé a escribir- la elección de mis lecturas ha ido tomando forma según he ido necesitando información y documentación para mis novelas. Este es el caso de haber escogido El príncipe oscuro, una novela que, a parte de estar relacionada con el mito del vampiro, es de una autora consagrada y forma parte de una serie de enorme éxito; por este mismo motivo me sorprendió también haber leído que era malísimo y fue precisamente este hecho lo que me decidió a comprarlo.


La primera impresión ha sido buena y me ha parecido atrayente y original. Si algo malo tuviera que decir de ella, tal vez sería su empalagosa manera de narrar, cosa que he encontrado extraña, ya que no es la primera novela de Christine Feehan que leo y lo poco que había leído de ella hasta ahora lo encontraba bastante simplón, sin mucha escritura rocambolesca o empalagosa, como es el caso. Encuentro que es difícil, a veces, leer frases repetitivas y soportar adjetivos exagerados que no vienen a cuento como sus azulísimos ojos, sus muy abultados bíceps, su melena de ébano...; todo eso ya nos lo explicó en un principio y a veces llega a hacerse insoportable el hecho de repetirnos una y otra vez las mismas descripciones con la falsa creencia que le dará más fuerza a sus escenas, cuando en realidad, no le hace falta.


Por otro lado, la historia es original. Quizás sea ella la que más se acerca a la figura original del vampiro que necesita de sangre para sobrevivir y descansar bajo tierra para reponerse. Últimamente estamos sobrecargados de vampiros modernos, vestidos de cuero, algunos narrados con mayor o menor fortuna, vampiros que desafían a la luz solar, que pueden escoger cuándo saciar su sed de sangre pero que cada vez nos alejan más del personaje oscuro que creó Bram Stoker. Christine Feehan, en cambio, nos muestra un personaje oscuro, con inmenso poder; una criatura que se alimenta de sangre humana, que se transforma en bestia, que mata si es necesario para proteger a su clan, egoísta y posesivo; un héroe al que nos tienen poco acostumbrados.


En definitiva, una serie que hay que descubrir y darle una oportunidad. Yo ya tengo el segundo libro en mi estantería.

viernes, 26 de marzo de 2010

Amaneceres cautivos

AMANECERES CAUTIVOS de Nieves Hidalgo

Una gran historia de amor en la turbulenta España de Carlos I.


Toledo, 1521. En pocos meses, Marina Alonso y de la Vega ha perdido a su marido, Juan de Aranda y al hijo que esperaba, y tras ser declarada demente, se ha visto desposeída de casi todos sus bienes.


Carlos Arteche, conde de Osorno, está seguro de que Juan ha sido asesinado, y jura encontrar a los culpables. Carlos nunca había aprobado la unión de su amigo con Marina, pero cuando la visita para ofrecerle ayuda no puede evitar sentirse atraído por esa mujer hermosa y decidida.


En una época turbulenta de la historia de España, en la que el orgulloso Carlos I se enfrenta al alzamiento de los Comuneros y la reina Juana intenta mediar en el conflicto desde su encierro en Tordesillas, Marina y Carlos se verán envueltos en dos guerras: la que vive España y la que libran sus propios corazones.





Hace muchos, muchos años que leo novela romántica, género que he defendido siempre a capa y espada, y nunca mejor dicho en esta ocasión.
Todos conocemos la gran evolución que ha experimentado y los diferentes subgéneros que han nacido al calor de los sentimientos narrados por las grandes autoras del tema, pero, sobre todo, por las nuevas generaciones de escritoras que le han dado más vida, más emociones, y más erotismo y sensualidad, poniendo sobre las páginas de sus obras los sentimientos en estado puro y duro, sin remilgos, sin titubeos y llamando a las cosas del amor por su nombre.
Una de estas autoras es, sin duda alguna, Nieves Hidalgo.

La primera novela que conocí de esta autora fue Orgullo sajón, y, si bien no debemos cofiar ciegamente en las sinopsis de las contraportadas de los libros, lo cierto es que el argumento me atrapó, y lo apunté a mi lista de libros pendientes; lo mismo me ocurrió con Amaneceres cautivos, pero lo que realmente me convenció de que tenía maravillosas historias en mis manos no fue la sinopsis, ni el argumento, ni la portada del libro -que hay quien lee determinadas novelas por las sensuales portadas que les sirven de presentación-, ni la fama de la escritora, pues cuando la "conocí", aún no la había alcanzado realmente, sino que lo que me impulsó a leerlas fue mi intuición, aquella que he desarrollado a lo largo de dedicar tantas y tantas horas a leer este género.

Además, por si fuera poco, mi afición por la novela histórica contribuyó a que Nieves Hidalgo se apuntara todos los tantos para resultar ganadora de un lugar imprescindible e importante en las estanterías de libros que llenan mi casa. Y es que sabe combinar, como las grandes autoras, ambos géneros, el romántico y el histórico, pero sin agobiar en ninguno; no da lecciones "magistrales" de historia ni deja que sus personajes estén continuamente entre las sábanas, sino que ofrece todo sobre todo, pero en su justa medida, y así, el tiempo transcurre en un suspiro y la historia te parece corta, deseando que existieran dos o tres capítulos más, cien páginas más, y no te hubiera importado, pues la forma de narrar es muy fluída y ligera, rápida y amena.

Me gustan sus personajes, tanto principales como secundarios, fuertes y con carácter, tan bien descritos que te alegras de haberlos conocido pero lamentas que no sean tus vecinos, y los sentimientos que transmiten... hacía mucho tiempo que una novela no me conmovía tanto y con tanta ternura y delicadeza, con originalidad, alejándose de los tópicos en los diálogos y de las frases repetitivas, desplegando una sensualidad y un erotismo tan intenso que haría derretirse el polo norte.

La historia es fresca y sencilla, bien documentada en lo que respecta al momento histórico en que se desarrollan los acontecimientos: la revolución de los comuneros bajo el reinado de Carlos I de España y V de Alemania, en contra del empobrecimiento del pueblo español en favor de las posesiones del emperador en el extranjero, sin aburrir con datos que en nada contribuirían a la trama, pero sí los suficientes para darle comprensión y ambientación al relato.

Recuerdo que una vez le comenté a la autora que las escritoras españolas no tienen nada, absolutamente nada que envidiar a las grandes del género, la mayoría de habla inglesa; aunque las leemos traducidas a nuestro idioma estoy convencida de que si las leyéramos en su lengua de orígen, sus historias no serían tan cautivadoras como las de Nieves Hidalgo.

Carolina

miércoles, 24 de marzo de 2010

La bailarina y el inglés

Ésta es la insólita aventura de un británico nacido en la India, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.
Masters es nombrado, sin ninguna experiencia, jefe de la policía de Jay Town. Sonámbulo, enamorado de la bailarina Lalita Kadori y dueño de «Henry II», el arma con que se comete un crimen, asiste perplejo a un brusco cambio de su destino en el que sus relaciones sólo parecen jugar en contra. Se ve inmerso, así, en una conspiración que puede llevarlo a la cárcel sin que alcance a comprender lo ocurrido.
Colonizadores e independentistas protagonizan esta asombrosa novela de intriga y traición.



Autor: Emilio Calderón

«Nací en la India y no pisé la tierra de mis ancestros hasta que se hubo consumado la independencia de dicho país. Sé que esa circunstancia ha sido aprovechada por muchos medios de prensa escrita para justificar mi conducta, como si nacer en la India fuera en sí mismo motivo de oprobio. Al igual que en su día sucedió con los crímenes de Jack el Destripador (que tanto impresionaron a la opinión pública victoriana), la naturaleza de mi delito ha impedido durante años que los británicos me vean como a un igual, de ahí que en todas partes se haya repetido hasta la saciedad que estoy afectado por una enfermedad del espíritu, con ramificaciones en la razón, conocida como “síndrome de la patria cambiada”. Es decir, para mis conterráneos soy un oriental, un hindú, a pesar de mi tez rubicunda, mis ojos claros y mi cabello pajizo. Ni siquiera el hecho de que mis progenirores fueran naturales del ducado de Cornwall me ha salvado de ese baldón.»


¿Por qué nos gusta leer? Porque cada libro contiene una historia real o ficticia, una historia que nos estremece, nos hace llorar, reír o pasar un rato agradable en lugares inimaginables, ciudades o países que quizás no visitemos jamás conociendo personajes interesantes, bellos, admirables, repulsivos, intrigantes… pero, sobre todo, reales; personajes con los que te levantas cada día deseando saber qué les depara el futuro, un futuro que ya está escrito por la mano de su autor, una persona que tiene el deber de hacer surgir en nosotros esas ansias por la lectura.

Nunca he leído nada de Emilio Calderón y quien me conozca sabe que soy bastante reacia a leer premios o finalistas y no es por nada en especial, simplemente me he llevado una gran desilusión cada vez que los he leído. La bailarina y el inglés no ha sido una excepción. Hay quien me diría que si es finalista del Planeta es porque tendrá algo…; pues no lo sé. No comprendo ni llegaré nunca a comprender qué se busca en una novela para que ésta sea merecedora de un premio. O tal vez sea el género en sí, ese género al que llaman «narrativa» y que aún no llego a entender… ¿narrativa es sinónimo de simpleza, sosería y sencillez? Porque hasta la parte que debería ser —según la sinopsis— «repleta de intriga y traición» es escasa y falta de emoción.

Emilio Calderón es un escritor a quien los expertos retratarían como buen narrador, de prosa culta y fluida. Para mí es un escritor que escribe con sencillez, utilizando de tanto en tanto aquella palabra «sofisticada» con la que impresiona al lector. Sus conocimientos sobre el lugar en el que se desarrolla la acción son evidentes —aunque no podría asegurar si son reales o no, ya que nunca he visitado la India—, no sabemos si porque ha viajado alguna vez a aquel país o porque ha visto muchas veces Kim de la India o ha leído mucho a Kipling. Desde luego se ha informado sobremanera de la época en la cual sitúa la historia de nuestro personaje en cuestión, ya que se deleita con todo el entramado político durante más de tres cuartas partes de la novela. La presentación del personaje, así como de la situación y ambiente que lo rodea, se extiende en sus cien primeras páginas, cosa que encentro «excesiva» en una novela que se define «de intriga» y que hace peligrar el interés del lector.


Cuando al fin parece que comienza la acción, la interrumpe en varias ocasiones para deleitarse con la sobre descripción de los personajes que van interviniendo, describiéndolos tanto física como emocionalmente e incluso narrando trozos de sus vidas anteriores como si la trama de la novela dependiera de ello (cosa que no es así). Así pues, a veces llegamos a perder la paciencia ya que las interrupciones hacen que perdamos el escaso hilo conductor de la trama. Finalmente, todo se precipita y, aunque parece que, al fin, nos mantendrá en vilo —quedando ya escasas páginas para el final— vuelve a sorprendernos con su pobre imaginación en resolver una situación.

domingo, 21 de marzo de 2010

Venganza en Sevilla

Reseña publicada en MacGregoradas2010


VENGANZA EN SEVILLA. Matilde Asensi

Sevilla, 1607. Catalina Solís, la protagonista de “Tierra Firme”, llevará a cabo su gran venganza en una de las ciudades más ricas e importantes del mundo, la Sevilla del siglo XVII. Cumplirá así el juramento hecho a su padre adoptivo de acabar con los Curvo, gracias a una espectacular venganza múltiple basada en el engaño, la seducción, la fuerza, la sorpresa, el duelo, la medicina y el juego. La acompañan en esta arriesgada aventura amigos de “Tierra Firme” y unos pícaros supervivientes, dispuestos a dar su vida por un personaje tan legendario. Matilde Asensi ha escrito la gran novela de Sevilla, con una amplia y rigurosa documentación. Una novela de acción trepidante que mantiene en vilo la atención del lector con descubrimientos y sorpresas en cada página.







Siento devoción por Matilde Asensi, lo confieso. Todas, absolutamente todas sus historias me han gustado, no sólo por sus argumentos y por el trabajo laborioso de documentación que se "esconde" tras ellas, sino por su técnica narrativa, tan absorvente, delicada y justa en su momento; con justa me refiero a que es capaz de cambiar de época, de historia y de tema sin perder, jamás, ni un ápice de credibilidad, atrapando e involucrando al lector en los entresijos de la Historia, con mayúsculas, sin aburrir ni por un sólo instante, muy al contrario: siempre te deja con ganas de saber más, de conocer más todos aquellos momentos históricos que, en el colegio, durante las clases, nos parecieron horas perdidas por lo tediosas que resultaban, sin saber, que lo que fallaba no era el contenido de las lecciones, sino el narrador de las mismas.

Venganza en Sevilla es la continuación de Tierra Firme, la segunda novela de una trilogía -o saga, dicen algunos, la verdad es que importa bien poco como la llamen, no va a influir a la hora de leerla ni de que guste o no-, dedicada al personaje de Catalina Solís, en su orígen, pues aún habiendo nacido mujer, las circunstancias la conducen a travestirse de hombre y a llamarse Martín Nevares, y así será durante toda la novela, pues el apodo de "Ojo de Plata" no existe aún, aunque al finalizar la novela adivinamos el por qué de dicho apodo.

Es la autora la que se reserva el derecho a "bautizar" a su personaje como Martín "Ojo de Plata" en el momento en que le convenga -que no ha llegado todavía-, al igual que se atribuye la potestad de utilizar las dos personalidades de Catalina como mujer o como hombre, siguiendo los deseos de su padre adoptivo, Esteban Nevares:

"¿Quién sabe...? Quizás algún día utilices tus dos personalidades, la de Catalina y la de Martín, según tu voluntad y conveniencia. Me gustaría, si tal ocurriese, estar vivo para verlo."

Y de eso se trata, de poner en marcha a través de sus dos personalidades, una astuta venganza contra la familia de los Curvo, nuevos ricos y arribistas hipócritas, ansiosos de las riquezas de las minas de plata de los nuevos territorios conquistados por la Corona Española en la Tierra Firme (los territorios de América Central próximos al Mar Caribe), cuya ambición desencadenó la tragedia que terminó con la vida placentera que Martín -como Catalina-, había iniciado en el Nuevo mundo, que acabó con casi todos sus amigos y tripulantes de la nao "La Chacona", a cuyo mando se hallaba su padre adoptivo, Esteban Nevares, y casi con la vida de su madre adoptiva, María Chacón, la fuerte mujer cuya influencia en el carácter futuro de Catalina, es de sobras evidente.

He de resaltar el vocabulario tan bien elaborado, fiel al de la época pero comprensible e ingenioso, que consigue arrancar más de una sonrisa, y con notas a pie de página para aclarar conceptos, lo cual se agradece, enormemente, pero sin agobiar. La historia es digna de servir de guión para una película, serie o incluso para un "culebrón" al uso, género que merece todos mis respetos, pues existen muchos y muy buenos, y que pertenecen a una parte importante de la cultura "popular", pues contiene los ingredientes necesarios para atrapar a un futuro espectador: padres victimas de una injusticia, mujer que se hace pasar por hombre para llevar a cabo su venganza contra los poderosos que destruyeron su felicidad, personajes secundarios extraordinarios que ayudan a la protagonista, y un final... ¿feliz?. Estamos a la espera de conocerlo.

Sevilla es una ciudad muy hermosa, siempre lo ha sido y lo será, pero a través del relato de Catalina, la ciudad se nos ofrece desde otro punto de vista, como centro neurálgico del tráfico marítimo entre España y el Nuevo Mundo, como una ciudad cosmopolita, viva y con una personalidad propia. Sevilla es, sin duda, un personaje más del relato y Asensi nos la describe tal y cómo era en el siglo XVII, en toda su miseria y en todo su esplendor.

El relato es fiel a la primera "parte", a Tierra Firme. Es como seguir leyendo los capítulos siguientes de una novela que quedó interrumpida: nada ha cambiado, sólo ha transcurrido el tiempo; seguimos sintiendo bajo los pies la blanca arena del Mar Caribe y la fragancia de las plantas exóticas de las nuevas tierras de América, las tablas de madera de las grandes naves de la época y el trasiego y bullicio de las más importantes ciudades costeras del Nuevo Mundo.

Pero esta saga tiene una parte negativa, y es que Asensi nos mantenga en vilo tanto tiempo esperando la siguiente novela. Ya sé que escribir lleva su tiempo, más si el relato necesita documentación; sólo por ello puedo perdonarla, no espero menos de cada una de sus historias que la gran labor de documentación que siempre lleva a cabo en todas y cada una de ellas. Y el final de Venganza en Sevilla promete una tercera parte, no lo insinúa, como ocurre con otras historias, sino que lo deja bien claro: habrán más aventuras de Catalina Solís o Martín Nevares, o de ambos.

Una petición a la autora: puedo esperar la siguiente aventura de Catalina-Martín, pero espero que no tarde mucho.

martes, 16 de marzo de 2010

El expediente Canaima

¿Quién vigila a quienes tienen el control?
¿Quién regula la ética del poder en una sociedad como la actual?
La juez Lola MacHor se enfrenta a una trama de corrupción internacional que ya se ha cobrado dos asesinatos y un suicidio. La amenaza de lo que peor está por llegar es inminente, sobretodo si tirar del hilo de la verdad significa ponerle nombre a la próxima víctima.



Autor: Reyes Calderón

Un español es asesinado a balazos en una calle céntrica de Caracas. Podría tratarse de un robo más de no ser porque ese hombre es uno de los encargados de gestionar las intervenciones del Banco Mundial en siete países latinoamericanos, entre ellos Venezuela. El hombre asesinado habría acudido a Caracas para entrevistarse con un informador anónimo que aseguraba tener pruebas documentales de un grave delito de corrupción en el país... Días después un alto dirigente del Banco Mundial viajará hasta Singapur, y con él el original del expediente que podría poner en jaque un negocio en el que están involucrados narcotraficantes, empresarios y mandatarios.

Mientras la jueza del Tribunal Superior de Navarra Lola MacHor prepara su inminente traslado a la Audiencia Nacional, el caso de violación a manos de un narcotraficante que se vio obligada a sobreseer hace unos meses por falta de pruebas reaparece de la manera más cruel. los siniestros hilos de una trama de corrupción internacional atraparán irremediablemente a la juez, que secundada por su viejo amigo el inspector Juan Iturri y agobiada por los sentimientos encontrados tras la noticia de su ascenso, se enfrentará al caso más difícil de su carrera: mantener el corazón frio cuando descubrir a los culpables significa poner en peligro su vida y la de su propia familia.

Cuando cae en tus manos un libro como este, con una sinopsis tan atrayente, no puedes dejar de pensar en los momentos tan excitantes que te depararán cuando leas la novela. Jamás llegas a pensar, lo tedioso que puede llegar a ser el simple hecho de terminarla, porque estás deseando hacerlo, y no porque sus páginas estén repletas de elementos y situaciones que te animan a devorar su lectura, sino porque no paras de pensar en el precioso tiempo que estás perdiendo al leer semejante "tocho" cuando sobre tu estantería hay montones de libros esperando su turno que te susurran continuamente... ¡léeme!

Y qué difícil es no hacerles caso cuando ves que la trama que tanto esperas no llega, y ves pasar páginas y páginas.... y recuerdas reseñas de otros libros en las que se comentaba que las historias eran algo lentas en sus primeras 100 páginas pero que luego se animaban hasta coger un ritmo trepidante. ¿Sería este el caso de El expediente Canaima? Mi desilusión llega cuando sobrepaso esa mágica cantidad de páginas y veo que la cosa no se anima... Cuando superamos el cénit de sus 200 páginas la cosa empieza a ser desesperante; pero cuando llegamos a la página 300 ya es cuestión de abrocharse el cinturón y de terminar (por coj***) lo que una ha empezado.

No recuerdo cuando fue la última vez que leí un libro tan pesado como este. Pero no creo que sea culpa de su autora, Reyes Calderón, ya que ella continúa escribiendo de forma impecable y amena pero su esfuerzo por atraparnos en una trama que no tiene interés alguno no llega a buen puerto. Tal vez no deberían haber elaborado una sinopsis tan intrigante, ya que la historia, no posee intriga ninguna. Decepcionante historia de la autora que me enamoró con sus Crímenes del número primo cuya trama paralela que debiera mantener vivo y real el personaje de la jueza MacHor ocupa una parte mucho más importante del libro que la trama de corrupción expuesta. Los personajes han perdido la fuerza que adquirieron en su anterior novela llegando a parecerte en ocasiones ridículos y patéticos.

Pero como siempre digo en estos casos, la opinión es una cosa muy personal y por ello no debemos descartar nunca una lectura que a nosotros nos puede parecer interesante. A veces, la expectativa de una novela es más dañina que cuando desconocemos del todo a su autor.

lunes, 15 de marzo de 2010

Tierra Firme

Reseña publicada en MacGregoradas2010

Mar Caribe, 1598. Tras sobrevivir a un abordaje pirata, que acaba con la vida de toda la tripulación, la joven Catalina Solís, exhausta y abatida por el brutal asesinato de su hermano durante el ataque, alcanza finalmente una isla. Después de dos años de penurias y adversidades, un navío arriba a la costa del islote. El maestre del barco decide adoptarla, y presentarla como un hijo mestizo desconocido hasta entonces para él.
A partir de ese momento, convertida en Martín Nevares, Catalina descubrirá la libertad y la lealtad en un Nuevo Mundo repleto de peligrosos contrabandistas, corsarios y extorsionadores.

Autor: Matilde Asensi




Descubrí a Matilde Asensi hace ya algunos años, cuando cayó en mis manos su segunda novela, Iacobus; por aquel entonces mi afición por la novela histórica se iba afianzando y leía todo cuanto podía sobre el tema, en particular lo relacionado con órdenes de caballería, templarios y hospitalarios, herejías, cátaros, reyes y papas.
La historia narrada en este libro me atrapó desde sus primeras páginas, transportándome a un mundo ya extinguido pero parte de nuestra historia, con su forma de narrar tan delicada y su buenísima y trabajada labor de documentación. Por supuesto que después vinieron sus siguientes obras, en la misma línea, aunque todas diferentes: Asensi es capaz de contar retazos de la historia de forma apasionante, como si fuera una aventura en la que implica al lector, y así, uno se siente protagonista inmediato del relato, viviendo los acontecimientos y sufriendo al mismo tiempo que los personajes.

Con Tierra Firme me ha sucedido igual y me he sentido un poco Catalina Solís, y un poco Martín Nevares, viajando en "La Chacona" a lo largo y ancho del Mar Caribe de finales del siglo XVI.
Esto me ocurre siempre que leo a Asensi; sus argumentos atrapan en un suspiro y sus personajes te roban el corazón, tan bien dibujados y con personalidades fuertes y luchadoras, todos, incluso los secundarios, los cuales podrían aspirar a protagonizar otras historias.

La recreación de épocas pasadas sin que pierdan credibilidad es difícil, más si están protagonizadas por personajes ficticios y aún así se quiere ser fiel a los hechos históricos, pero Matilde Asensi lo consigue con todas y cada una de sus novelas, debido fundamentalmente a un magnífico estudio de la historia y un gran trabajo de documentación, sin pasar por alto ningún detalle pero al mismo tiempo sin agotar al lector, de forma que cada relato no sólo supone una aventura sino también una estupenda lección de historia, amena, completa y que deja siempre un buen sabor de boca y un suspiro de satisfacción al finalizar la última frase del libro.

Tierra Firme da vida a una historia que transcurre en el Nuevo Mundo, plagada de naos, comerciantes, piratas y corsarios; su lenguaje, fiel al de la época, es sin embargo claro e ingenioso, con lo que en seguida sientes el calor de la blanca arena del Caribe, el crujir de las tablas de madera de la nao "La Chacona" y el bullicio de las ciudades costeras como Cartagena, Araya, o La Borburata, plagadas de hidalgos españoles, indios, mestizos y cuarterones.
Es una novela fresca y sencilla, pero con los detalles precisos que contribuyen a la comprensión de los hechos históricos y del tiempo en que transcurre el relato, y un vocabulario trabajado, con frases construídas al estilo propio de la época.
En resumen, una estupenda aventura que continúa con la novela Venganza en Sevilla. Estoy deseando leerla.

sábado, 13 de marzo de 2010

RECORDAMOS A MIGUEL DELIBES





Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales.
Miguel Delibes





Miguel Delibes Setién (Valladolid, 17 de octubre de 1920 - Valladolid, 12 de marzo de 2010, fue un novelista español y miembro de la Real Academia Española desde 1975 hasta su muerte, ocupando el sillón "e". Licenciado en Comercio, comenzó su carrera como columnista y posterior periodista de El Norte de Castilla, periódico que llegó a dirigir, para pasar de forma gradual a dedicarse en exclusiva a la novela.

Gran conocedor de la fauna y flora de su entorno geográfico, apasionado de la caza y del mundo rural, supo plasmar en sus obras todo lo relativo a Castilla y a la caza desde la perspectiva de una persona urbana pero que no había perdido el contacto con ese mundo.

Se trata por tanto de una de las grandes figuras de la literatura española posterior a la Guerra Civil, por lo cual fue reconocido con multitud de galardones, pero su influencia va aún más allá, ya que varias de sus obras han sido adaptadas al teatro o se han llevado al cine, siendo premiadas en certámenes como el Festival de Cannes.

Marcado profundamente por la muerte de su mujer en 1974, en 1998 padeció un cáncer de colon, del que nunca llegó a recuperarse completamente, lo que detuvo prácticamente por completo su carrera literaria y le llevó a la apatía y prácticamente al ostracismo hasta su muerte en 2010.

Descanse en paz.

Belén y Carolina.

viernes, 12 de marzo de 2010

El beso de medianoche

En la actual ciudad de Boston los problemas no han hecho nada más que empezar. Los vampiros cada vez se vuelven más canallas, alimentándose sin ningún pudor y asesinando a humanos en medio de las calles. Para Lucan Thorne, un guerrero de la Estirpe de la primera generación y el temible líder de la Orden, la batalla no es más que un preludio de la carnicería que está por venir. Una sangrienta guerra está a punto de estallar y él está decidido a finalizarla lo antes posible. Y cuando las fotografías de una bella joven amenazan con sacar a la luz la existencia de los suyos, a Lucan no le quedará más remedio que introducirla en el oscuro mundo que él lidera.


Autor: Lara Adrian

La vigilaba a través de la abarrotada discoteca, un sensual desconocido con el cabello negro como la noche que había despertado las más profundas fantasías de Gabrielle Maxwell. Pero nada en esa noche –y mucho menos ese hombre– eran lo que aparentaban ser. Y cuando Gabrielle presenció un asesinato fuera del local, la realidad se transformó en algo oscuro y mortífero. En ese mismo instante, Gabrielle se sumergió en un reino que jamás creyó que pudiera existir –un reino donde los vampiros acechaban tras las sombras y una sangrienta guerra estaba a punto de estallar.

Lucan Thorne desprecia la violencia con la que actúan los forajidos de su raza. Siendo uno de los más poderosos guerreros vampiros de la Estirpe, ha jurado proteger a los suyos –y a los humanos que con ellos coexisten– de la creciente amenaza de esos seres despreciables, y no puede arriesgarse a involucrarse en ninguna relación con una mujer mortal. Pero cuando Gabrielle se convierte en el objetivo de sus enemigos, no le queda más alternativa que introducirla en el oscuro mundo que lidera.

Ahora, entre los brazos de ese formidable líder de la Estirpe, Gabrielle se enfrentará a un increíble destino lleno de peligros, seducción y los más oscuros placeres...


RBA acaba de sacar al mercado su nueva colección Criaturas de la noche, una selección de las mejores novelas de romántica paranormal y una buena excusa para conocer nuevos autores y adquirir libros a un precio excepcional. Un ejemplo destacado es el libro que nos ocupa, El beso de medianoche de Lara Adrian, una autora de quien nunca había oído hablar. No hay que ser muy inteligente para adivinar que esta colección abarcará —en su mayoría— historias que harán referencia al mito vampírico y demás seres que pululan alrededor de éstos por lo que no recomendaría su lectura a nadie que no se sienta atraído por el tema, en cambio, los seguidores de Crepúsculo disfrutarán con ellas, ya que las historias expuestas son mucho más interesantes y maduras que la narrada por Stephenie Meyer.


La historia comienza como cabía esperar: chica ve a chico misterioso, chica contempla un crimen atroz, chica no es creída por la policía, chica conoce a chico alto, guapo, interesante y con muchísima personalidad. Se trata del Lucan Thorne, un agente de policía que, por fin, parece estar interesado en lo que ella ha visualizado y en su seguridad. También está interesado en otras cosas… pero no entraremos en esos detalles propios del género sino que iremos a analizar por qué nos ha gustado Lara Adrian.

Lara Adrian expone una historia de vampiros al puro estilo de Sherrilyn Kenyon o J.R. Ward, unos vampiros modernos que se mueven en nuestra sociedad actual sin que nosotros tengamos conocimiento de ello. Son altos, atractivos, elegantes y muy inteligentes y poseen esa desmedida preocupación por su media naranja (cosa que a nosotras nos encanta). La diferencia con otras autoras similares es que Lara Adrian se atreve a exponer una teoría diferente sobre el origen de la raza vampírica: para ella, son seres diferentes a nosotros, seres que hace millones de años llegaron a nuestro planeta desde el espacio exterior, seres similares a la raza humana pero con un metabolismo diferente que les impide asimilar los nutrientes con los que se alimenta la raza humana, seres que descubrieron que si querían sobrevivir en territorio hostil debían alimentarse de sangre. Lara también alude a las grandes catástrofes de la historia como excusa para la intervención de extra extraña raza que fue la responsable de la extinción de civilizaciones enteras en la historia de la humanidad, una raza que ha ido evolucionando con el paso del tiempo hasta convertirse en seres más civilizados, capaces de convivir con el género humano, del que se alimentan sólo cuando les es necesario.


Y, ¿por qué este cambio? Porque como toda raza siente el instinto de supervivencia y sólo pueden reproducirse con hembras humanas ya que, al parecer, sólo el sexo masculino tiene cabida en esta singular raza. No existe el género femenino y por ello han de convivir con las humanas que posean unas características determinadas para concebir a su inusitada prole.
Gabrielle Maxwell, nuestra protagonista, posee estas características y por eso se ve involucrada en esta fascinante historia en la que los Guerreros de la Raza —el grupo de guerreros que lidera Lucan— luchan para que este equilibrio entre humanos y vampiros no se rompa. Una historia que, a pesar de no ser original al cien por cien, consigue engancharnos desde la primera hasta la última página, con personajes bien elaborados que a buen seguro, seguirán enamorándonos en las próximas entregas de esta serie vampírica que, a diferencia de las que hemos leído hasta ahora, nos muestra a unos seres bien vivos —no muertos— cuyo corazón late, al igual que el nuestro y, aunque son superiores a nosotros, se les puede matar.


Sólo terminar comentando la extraordinaria fluidez en la historia, su manera magnífica de narrar situaciones sin tapujos y la visualidad que nos ofrecen los encuentros entre la orden y sus renegados. Lara Adrian ha conseguido engancharme con su orden, al igual que lo hizo Kenyon con sus cazadores o Ward con su Hermandad. Espero con impaciencia la segunda entrega de la serie, deseando que no me decepcione.

domingo, 7 de marzo de 2010

Drácula, el no muerto

9 de marzo de 1912

Querido Quincey:

Mi querido hijo, toda la vida has sospechado que ha habido secretos entre nosotros. Temo que ha llegado la hora de revelarte la verdad. Si estás leyendo esta carta es que el mal ha regresado. Y ahora tú, como antes tus padres, estás en grave peligro. Temo que ahora ya no somos lo bastante fuertes para protegerte. Drácula es un enemigo sabio y astuto. No puedes huir y no hay donde esconderse. Has de enfrentarte y luchar.

Tu madre, Mina


Autor: Drace Stoker & Ian Holt

La primera vez que vi esta portada en el escaparate de una librería cercana a casa, quise tenerlo entre mis manos, aunque ello no descartara que me diera miedo leer esa presunta segunda parte de la legendaria novela de Stoker. Pero, ¿qué hay en realidad de todo ello? ¿Se trata verdaderamente de una secuela de la aclamadísima y ya clásica Drácula? ¿Podía, Drácula, resucitar de entre los muertos después de haberse convertido en fino polvo?

¿De qué va esta historia supuestamente escrita por un descenciente de Bram Stoker?

Han pasado veinticinco años desde que Drácula fue derrotado. El grupo de héroes que logró acabar con el monstruo vive aún atormentado por la experiencia de enfrentarse a la encarnación del mal. Jonathan, convertido en un alcohólico, vive torturado al comprobar que a su esposa Mina le ha sido concedido el insólito don de la eterna juventud; Steward, obsesionado por el recuerdo del conde, se ha refugiado en la morfina, Arthur Holmwood, por su parte, es hoy una persona taciturna y oscura, incapaz de superar la pérdida de su amada Lucy; mientras que sobre el doctor Van Helsing recaen las sospechas de ser el mismísimo Jack el Destripador...

Quincey Harker, el hijo de Jonathan y Mina, estudia Derecho en la Sorbona acatando así los deseos de sus padres, si bien su corazón alberga una pasión desmedida por el teatro. El casual encuentro con una compañía dirigida por Bram Stoker le permitirá descubrir la historia del conde drácula y el papel que sus padres y los amigos de éstos desempeñaron en su fin. Decidido a perseguir su sueño, Quincey abandonará sus estudios y contactará con Basarab, un misterioso y reputado actor de origen rumano, para que encarne en el escenario al diabólico protagonista. Pero el joven Harker ignora aún que un maligno poder se extiende con fuerzas renovadas por el mundo, ensañándose con todos y cada uno de los que dieron caza al conde. El peligro que se cierne sobre ellos es de una magnitud inimaginable, puesto que lo motiva uno de los mayores impulsos que existen: el deseo de venganza.

Desde las primeras páginas supe que me iba a gustar. También he de confesar que disfruto ante una historia bien escrita, me guste su argumento o no y Drace Soker sabe escribir. Desde el comienzo te atrapa con su buena narrativa y su manera de plantearnos de qué irá esta historia.

Antes de comenzar a leer el libro hice una cosa que, por norma, sólo hago cuando descubro a un nuevo autor que me gusta: leer su biografía. Cuando leí que Drace Stoker era sobrino biznieto de Bram Stoker (cabía la posibilidad de tratarse de un pseudónimo diestramente captado por el autor para engancharnos a su obra) y que contaba con la aprobación de los herederos del escritor, pensé que tendría en mis manos algo inusual e interesante, una historia que seguía las pautas del guión original de Stoker, pero nada más allá de la realidad.

Al principio pensé que era un error. Incluso se lo comenté a mi marido: es una historia magnífica pero su autor ha cometido un fallo: no es una continuación del Drácula de Stoker sino del Drácula de Coppola. ¿Cómo podía haber cometido un error tan grave? ¿Acaso había cometido la osadía de ver la película y pretender con ello conocer la obra de Stoker? Pero no podía ser, porque la novela hace referencias a la historia anterior que están poco o nada descritas en la película, pero tratar al personaje de Drácula de romántico cuando la novela original ha sido y siempre será el referente del mito de Drácula como personaje de terror, me parece aberrante.

Dejando a un lado nuestra opinión en lo relativo a segundas partes, diremos que la obra cumple con el requisito exigido: entretener. Es una obra , como ya he dicho antes, bien escrita, con unos personajes bien elaborados y una historia original y bastante interesante. Las historias entre los diferentes personajes se van sucediendo de manera alterna siguiendo un esquema similar al de la novela original de capítulos breves y fáciles de devorar.


Cabe destacar la recreación que hace el autor del personaje histórico de Erzsébet Báthory, la condesa sangrienta que le da a la novela ese toque de terror que guía el eje principal de la trama.

¿Recomendaría el libro? Sí. No diré nada malo de él, puesto que es una gran obra, y como romántica empedernida que soy, me gusta el matiz que adquiere el personaje pero advertiría a los seguidores de Stoker y los amantes del mito original del personaje que desecharan la idea de ver resurgir al asesino cruel y despiadado ideado por Stoker. No queda nada de él. Drace Stoker trasgiversa pasajes de la novela original para amoldarlas a sus necesidades y hacer de Drácula un héroe más propio de una novela romántica.

viernes, 5 de marzo de 2010

El caballero desnudo

Reseña publicada en McGregoradas2010






Él no podía negarse.

John Parker-Roth no cree que el matrimonio sea necesario para alcanzar la felicidad. Prefiere continuar dedicando su atención a la horticultura, pero si encontrara a una mujer que compartiera su pasión por las plantas, una mujer sensata y tranquila, puede que entonces reconsiderara esa opción. Pero seguro que esa bella mujer que acaba de caer en su regazo no es ella, porque no posee ninguna de esas dos admirables cualidades. Aunque es cierto que la señorita Margaret Peterson tiene muchas cosas a su favor. Para empezar es una verdadera señorita inglesa, que se ruboriza adquiriendo un exquisito color rosado. Y además no va completamente vestida. Su boca carnosa pide a gritos que la besen. Ojala no se moviera de esa forma. Oh, Dios mío. Imposible ignorar la repentina visión de ella en su cama, aunque eso sería lo correcto.
¿Qué? ¿De verdad le estaba pidiendo Meg que la besara? Bueno, bueno. John Parker-Roth es un verdadero caballero por encima de todo y por lo tanto no puede negarse a la petición de una dama.

Autor: Sally Mackenzie

 Soy una entusiasta seguidora de la novela romántica desde que tengo uso de razón. Es un género que ha evolucionado enormemente desde sus inicios, y dentro del cual hay grandes obras maestras; no en vano, "Orgullo y Prejuicio" de Jane Austen es mi novela favorita, clásico inmortal que jamás pasará de moda, libro de cabecera que he leído varias veces y que nunca me cansaré de leer, obra que sigue atrapando a las nuevas generaciones porque su temática sigue siendo condenadamente actual. Pero también es cierto que es un género plagado, desgraciadamente, de bodrios insufribles que han contribuído a que surgieran muchos detractores que han menospreciado e infravalorado esta clase de novelas.
Y la evolución de este género, junto con su interacción con otros, hace que en la actualidad nos encontremos con tipos o subgéneros de novela romántica: actual, histórica, vampírica, paranormal, erótica, o una combinación de ellos, todos con gran aceptación y un público fiel que sabe lo que quiere y que cada vez es más exigente.

Por ello creo que Sally Mckenzie vive en otro mundo y no sabe lo que ocurre en el planeta Tierra, y ni siquiera creo que se de cuenta de que esta novela contribuye a dar argumentos a los detractores del género romántico para que continúen menospreciándolo.
No me duele hacer una mala crítica, pero cuando la hago es porque el libro realmente se la merece y detesto que los lectores pierdan el tiempo con productos infumables.

El caballero desnudo es el cuarto libro de la serie NAKED -desnudo-, y me ha defraudado; lo ha hecho pese a que empieza muy bien, con una especie de "flashforward", un salto adelante en la trama para volver inmediatamente al presente, con una situación un poco subida de tono, con una protagonista -Meg-, que parece ser atrevida, ingeniosa, ocurrente y divertida...pero que resulta ser un espejismo que dura unas pocas páginas, devolviéndonos a un desierto que durará toda la novela.

La acción transcurre en la Inglaterra victoriana, supongo, y no porque me lo diga la autora -uy!, se le olvidó ese pequeño detalle-, sino porque lo deduzco de sus pobres descripciones sobre vestidos y horquillas de pelo, horquillas "diabólicas" que siempre se desprenden de los cabellos de la protagonista por su afición a revolcarse entre los arbustos. El protagonista masculino también prometía, por fin un hombre que es capaz de ruborizarse como una mujer...otro espejismo.

Me engañó, sra. Mackenzie, los protagonistas resultan ser cursis, ñoños, tontos y muy ingenuos; todo el mundo sabe lo que quieren, menos ellos; todo el mundo sabe lo que les conviene, menos ellos; todo el mundo sabe que se aman, menos ellos; caray! ¿se puede ser tan botarate?. Y todos quieren verlos casados, menos ellos. Estoy de acuerdo en que estamos ante una época llena de prejuicios, rumores destructivos y convencionalismos sociales que podrían echar por tierra una reputación por culpa de un comportamiento "indecente" o inapropiado, pero es que el resto de los personajes, ¡son todos unos libertinos!, hasta aquellos que por su edad comenzarían a toser ante el mínimo esfuerzo de levantar una taza de té (no digamos ante un encuentro sexual).

El hecho de que los protagonistas sientan una desmedida afición hacia la horticultura (??), no contribuye para nada al interés del relato; sólo es una excusa para que la insufrible Meg disfrute revolcándose -otra vez- entre los arbustos; y siempre la "pillan" el resto de los personajes, los cuales también se revuelcan en los mismos arbustos. Pero si esos revolcones son tan inocentes que provocan risa; no hay chispa, no hay situaciones que nos hagan sonrojar ni mordernos los labios, ni suspirar, así que, no entiendo por qué la protagonista acaba siempre hecha unos zorros, con el vestido embarrado y perdiendo las diabólicas horquillas que son sustituídas por las hojas de los arbustos, (ay, Dios).

La trama resulta aburrida, inverosímil y repetitiva hasta no poder más. Leyendo piensas que acabas de tener un "deja vú", pero no es así; volviendo unas páginas atrás, ¡la situación es la misma, y los diálogos también!.

Resultan mucho más interesantes los encuentros entre los personajes secundarios que entre los protagonistas, los cuales transcurren entre conversaciones repetitivas, babas y gateos de bebés. Lo único que cosidero algo, no mucho, ingenioso, es lo que piensan dichos personajes, más que lo que dicen.

En conclusión, existen novelas románticas, muchas, estupendísimas, pero ésta no es una de ellas. El misterio impenetrable sobre el criterio de las editoriales a la hora de publicar según qué novelas seguirá siendo eso, impenetrable. A la sra. Mackenzie le recomiendo leer unas cuantas antes de ponerse a escribir: novelas de autoras geniales en el tema como Sherrlyn Kenyon, J.R. Ward, Lisa Kleypas, Julia Quinn, Robin Schone -que te hace subir los colores como nadie-, o nuestra genial y magnífica Nieves Hidalgo.

Novela completamente prescindible, no perdáis el tiempo.

Carolina.

lunes, 1 de marzo de 2010

El duque y yo


Todos parecían divertirse en aquel baile que reunía a lo más selecto de la sociedad londinense. Todos, excepto ellos dos. Daphne, una hermosa joven agobiada por su madre, y Simon, el huraño nuevo duque de Hastings, tenían el mismo problema: la continua presión para que encontraran pareja. Al conocerse, se les ocurrió el plan perfecto: fingir un compromiso que los liberara de más agobios. Pero no sería sencillo, ya que el hermano de Daphne, amigo de Simon, no es fácil de engañar, ni tampoco lo son las avezadas damas de la alta sociedad. Aunque lo que complicará de verdad las cosas será la aparición de un elemento que no estaba previsto en este juego a dos bandas: el amor.

Autor: Julia Quinn

IDEARON UN PLAN PERFECTO EN EL QUE EL AMOR NO TENÍA CABIDA...
Desde que fue presentada en sociedad, Daphne no tiene un momento de respiro. La culpa es de su madre, a la que adora, pero que está obsesionada con encontrarle un marido cuanto antes. Lo peor del caso es que los hombres razonablemente deseables no están interesados, y los que sí lo están son unos incansables pesados de los que tiene que librarse... incluso a golpes. Por eso acepta encantada la idea del duque de Hastings de fingir un noviazgo que ahuyente a los pretendientes. Aunque quizá también tenga algo que ver el hecho de que el joven duque comienza a resultarle cada vez más seductor.

PERO HAY COSAS DE LAS QUE ES IMPOSIBLE ESCAPAR
Marcado por una infancia llena de soledad y resentimiento, Simon Basset, el nuevo duque de Hastings, no quiere saber nada de la vida social de Londres ni, desde luego, de los intentos de las elegantes damas de “cazarlo” como marido para sus hijas. Cuando conoce a Daphne, cree haber encontrado el plan perfecto: un compromiso ficticio que mantenga alejadas a las pretendientes que lo agobian. Y cuando la atracción fingida comienza a convertirse en algo demasiado real, Simon deberá enfrentarse a los fantasmas del pasado que le impiden disfrutar la felicidad que el destino pone al alcance de su mano.

Hasta ahora no había leído nada de Julia Quinn y este libro cayó en mis manos por casualidad. Es una historia sin pretensiones, no muy voluminosa, de aquellas que apetece leer cuando tienes poco tiempo y deseas algo "ligero". La historia en sí me dejó un buen sabor de boca. Daphne pertenece a una familia numerosa de la alta sociedad y, aunque no es la mayor (aún hay dos hermanos que la preceden) es la mayor de las chicas y, por tanto, la primera que debe casarse. Para ello, su madre la lleva a todas las fiestas sociales y le presenta a los que pueden ser candidatos para ocupar el puesto de marido. Julia Quinn nos muestra este lado de la sociedad de una forma divertida y desenvuelta tanto por parte de las damas casaderas que buscan un buen partido como por los nobles acosados que intentan huir de las madres buscafortunas.

La historia es muy bonita y lo que más llama la atención es que su protagonista, el duque, no es la perfección personificada (como pasa en la mayoría de estas novelas) sino que siendo niño ha de superar el defecto que tiene en el habla que para su padre, es símbolo de estupidez y lo abandona a su suerte, dejandolo en manos de su niñera y sin querer saber nada de él. Simon superará este defecto pero su corazón no llega a superar el desprecio que su padre ha sentido por él, una carga que le llevará a la decisión de no desear tener hijos, algo que para Daphne, que proviene de una familia numerosa, es primordial en su vida.

Una historia, como antes he dicho, sin pretensiones, agradable de leer y con la que puedes pasar un rato agradable en compañía de unos personajes divertidos y bastante sólidos.