BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

martes, 28 de diciembre de 2010

El coleccionista de niños

Autor: Stuart Mcbride
Editorial: Ámbar
ISBN: 978-84-92687-09-01
SINOPSIS

El agente Logan McRae acaba de volver al trabajo después de un año de baja y las cosas no podrían irle peor. Recientemente se ha encontrado el cadáver de un niño de cuatro años, estrangulado, mutilado y muerto al cabo de un largo tiempo en una cuneta. Hay un asesino suelto en Aberdeen, la «Ciudad de Granito», y los periódicos locales claman venganza. Por si fuese poco, Logan tiene que lidiar con su nuevo jefe, el inspector Insch, quien no soporta que le mientan y cree que todo el mundo lo hace; y con la encantadora pero glacial Isobel MacAlister, su ex novia, quien también resulta ser la forense. La muerte aparece entre las calles tan rápido como lo hace la nieve, y Logan sabe que se le acaba el tiempo. Muchos niños desaparecerán. Muchos otros morirán. Si nuestro inspector no está atento, acabará perdiéndole la pista al asesino.
Con todo este berenjenal, Stuart Macbride consigue urdir una historia con elegancia y destreza, sin malgastar ni una sola palabra. Un thriller descarnado, impactante e imposible de dejar, de la mano de un autor con un ojo maravillosamente perspicaz y un sentido de humor negro típicamente escocés.

Opinión de Belén Márquez

Cada vez me gusta más reseñar y es porque, gracias a ello, estoy descubriendo verdaderas joyas de la literatura. Es increíble lo inducidos que estamos tanto por las grandes editoriales como por la publicidad y, hasta los mismos blogs de reseñas en los que siempre se reseñan los mismos títulos y terminamos comprando lo que nosotros mismos ponemos «de moda».

Hoy os quiero mostrar ya no sólo un libro sino un autor que vale la pena leer: Stuart Mcbride, un excelente escritor de género negro. Nada más comenzar a leer el libro nos damos cuenta que éste no es el primero ya que el modo en que nos presenta a los personajes —su protagonista, el inspector Logan, que regresa de sus «vacaciones forzosas» después de haber sido herido en su último caso; la presentación de la forense, ex novia de Logan, cuya relación se ha ido deteriorando— nos da a entender que antes de este vinieron otros casos en los que Logan era el protagonista. Y así es. Echando mano de este gran invento que es internet, descubrimos la página de este autor en el que destaca su serie del subinspector Logan McRae que nada tiene que envidiar a series de autores escandinavos que tanto de moda están ahora.
Pero vayamos al argumento.

Macbride nos presenta un caso difícil: el de un asesino en serie que va secuestrando niños pequeños para, después de abusar de ellos, mutilarlos y abandonarlos. El caso se complica puesto que los cadáveres que aparecen no parecen tener una pauta común, lo que dificulta mucho más la investigación. A todo esto, se añade la dificultad que confiere el hecho de lidiar con el inoportuno periodista que parece estar al corriente de todo cuanto sucede en la comisaría, incluyendo detalles que muy pocos conocen.

Macbride tiene la habilidad de mostrarnos un caso complicado sin meternos en falsas pistas y sin llevarnos por caminos complicados de los que luego será difícil salir. Los personajes están ahí: víctimas, policías y asesinos. Sólo hace falta juntar las piezas para descubrir qué es lo que está sucediendo y Stuart Macbride lo hace de manera magistral.

Una historia llena de personajes interesantes con vidas sencillas y llenas de problemas e inseguridades. Un libro que hace que quieras conocer a este subinspector desde sus orígenes y continuar siguiendo sus casos hasta que Stuert Macbride se canse y lo haga desaparecer, cosa que espero que no haga y que podamos disfrutar de una larga y exitosa serie como la de Kay Scarpetta.

2 comentarios:

Carolina dijo...

Deduzco, por tu entusiasmo, que te ha encantado el libro. Me lo apunto, por supuesto, me gusta mucho este género, con personajes a lo Scarpetta.
Otro autor a tener en cuenta, gracias a Dios no sólo los escandinavos saben escribir este tipo de novelas...

Belén dijo...

La verdad es que yo me siento bastante saturada por no decir invadida de literatura escandinava ¡¡ni que ellos hubieran descubierto el género!! Leí unos cuantos el año pasado (que, por cierto, no sé si llegué a reseñar alguno, creo que si) y, la verdad, me quedaría con muy pocos.

Este me ha gustado mucho y no me importaría leer los casos de este detective desde el principio pero no los encuentro por ninguna parte. Hablaré con la editorial a ver si ellos aún tienen.