BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

jueves, 10 de junio de 2010

La llamada de la luna escocesa

Un hombre lobo de las Tierras Altas escocesas huye de su destino…
Una mujer cariñosa en busca de una nueva mascota…




Autor: Kendra Leigh Castle


Gideon MacInnes es un hombre lobo de las Tierras Altas de Escocia. Ama la belleza indomable de su hogar, pero huye a Nueva York para luchar contra su destino: convertirse en el macho dominante de su clan. En una tormenta de nieve, Gideon es atacado por unos lobos peligrosos que trabajan para un enemigo que nunca imaginó que existiera. Se tambalea, herido y medio muerto, hasta desplomarse ante la diminuta librería romántica de Carly Silver a quien, irónicamente, nunca se le ha dado bien relacionarse con los hombres.


Pensando que es un perro, se lo lleva a casa y le cura las heridas pero, al despertarse, descubre a un hombre desnudo e irresistiblemente apuesto en su cama.
Atrapados en una violenta tormenta, Gideon descubre que ha encontrado a su pareja perfecta y Carly debe decidir entre convertirse en una mujer lobo, encargada de proteger a la humanidad de los habitantes de un malvado inframundo, o renunciar al primer hombre al que ama de verdad…


Nos encontramos ante una novela romántica de corte clásico: chica conoce a chico, ambos se enamoran perdidamente pero les cuesta reconocerlo, existe algún tipo de obstáculo o conflicto que les impide consumar este amor, y finalmente, el desenlace es el reconocimiento mutuo de este amor.

A parte de todo esto, la autora desarrolla la trama utilizando el subgénero paranormal, tan de moda últimamente. Para ello escoge el mundo de los hombres lobo, menos desarrollado en este subgénero que el de los vampiros. También diremos que, aunque la autora consigue salir bastante airosa de la historia, es evidente que lo suyo es más el género romántico que el fantástico.

Los personajes sólo están bien definidos en parte, es decir, desarrolla y profundiza en los dos personajes principales mientras que el resto, incluyendo a «los malos» de la novela, quedan poco esbozados. Esto hace que parte de la historia pierda credibilidad, sobretodo en su parte paranormal que nos resulta pobre y falta de detalles. Sin embargo, como contrapunto a lo dicho, toda la escena de la transformación de Carly en mujer lobo no puedo calificarla de otro modo que magistral, plena de detalles y sentimientos lo que me suscribe a mi comentario anterior en el que afirmaba que, tanto Carly como Gideon están muy bien desarrollados.

El diálogo característico en las novelas románticas «de situación» es chispeante y divertido aunque pienso que ha ocupado demasiada parte de la novela, considerando que también debía desarrollar la parte paranormal.
Una novela divertida, de fácil lectura con situaciones a veces poco creíbles que estoy segura mejorará en su próximo título.

1 comentario:

Carolina dijo...

Me gusta eso de "...en busca de una nueva mascota".
Me voy a buscar yo una (uno), mira por dónde.
Me la apunto!!!