BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

jueves, 20 de mayo de 2010

El Legado

La joven Victoria Gardella sueña con el baile de su puesta de largo tras una larga temporada de luto por la muerte de su padre y de su abuela cuando la excéntrica tia Eustacia le descubre el secreto del legado familiar: debe convertirse en cazadora de vampiros. La vida de Victoria, obligada a luchar contra Lilith, la reina de los vampiros, y salvaguardar el poderoso libro de Anwarth no es fácil. Pero se complica aún más por la presencia de Phillip, un antiguo amor de adolescencia: Victoria no quiere renunciar a su pasión, y eso implica conjugar mundos opuestos.


Autor: Colleen Gleason
EDICIONES RBA
ISBN: 978-84-473-6457-2
330 páginas


Tras la deslumbrante sociedad londinense del s. XIX se esconde un sanguinario mal...
Los vampiros siempre han vivido entre ellos, atacando tanto a confiadas debutantes, como a acicalados caballeros, conductores de carruajes, sombrereros, e incluso agentes de Bond Street. Si no fuera por los caza-vampiros de la familia Gardella, estas inmortales criaturas se hubieran apoderado del mundo hace ya tiempo.

En cada generación, un Gardella es llamado para asumir el legado de la familia. Y esta vez, la escogida para "portar" la estaca ha sido Victoria Gardella Grantworth... en la víspera de su debut en sociedad. Y mientras empieza a moverse entre los bailes de salón y las peligrosas calles iluminadas por la luna, el corazón de Victoria se debate entre el soltero más cotizado de todo Londres, el Marqués de Rockley, y su enigmático aliado, Sebastian Vioget. Ahora, cuando tiene que enfrentarse con el vampiro más poderoso de toda la historia, Victoria deberá elegir entre el deber... o el amor.



Cuando oimos hablar de de cazadores de vampiros no podemos evitar pensar en Buffy y en unos vampiros modernos, vestidos de cuero, mezclados entre nuestra sociedad; pero si todo ello lo trasladamos a la época victoriana, con sus delicados aristócratas y sus fastuosos bailes, la situación se vuelve desternillante. Imaginarnos a la protagonista intentando esconder su estaca entre las voluminosas faldas o su ostentoso peinado nos hace dibujar una sonrisa que no se pierde en ningún momento de la historia.

Victoria es algo ingenua pero valiente y emprendedora y por eso aceptará el legado. Con ello se compromete de por vida a luchar contra los vampiros lo que la obliga a renunciar a muchas cosas, entre ellas, el amor. Pero Victoria no está dispuesta a hacerlo y querrá demostrar a todos que el matrimonio y el hecho de ser cazador de vampiros pueden ser compatibles.

La historia comienza siendo divertida y va adquiriendo un todo más profundo a medida que va avanzando, sorprendiéndonos con un final digno de lo que intuimos será una gran serie vampírica en la que las almas de la oscuridad vuelven a adoptar su maligna personalidad de antaño a la que los cazadores se deberán enfrentar. Grandes personajes secundarios que poco a poco van tomando gran relevancia en la historia, una historia que a buen seguro adquirirà mayor profundidad en su segunda entrega: En el calor de la noche.

14 comentarios:

LadyMarian dijo...

Uy! Parece bueno!
Sin embargo, después de mis últimos fracasos vampirescos, he decidido guardar los colmillos por un buen rato. jaja

Besos

Carolina dijo...

Pues milady! lo tengo pendiente, y creo que merece la pena seguir la opinión de Belén.
bien, ya contarás, queridísima!

Belén dijo...

LadyMarian ha tenido un empacho vampírico y tardará en sobreponerse, de ahi que le recomiende mejor a Laura Adrian que es más oscura que Ward y Kenyon. Tal vez la ligereza de el legado la haga desvirtuarla y verla de un modo demasiado vulgar o tonto. Lo que a mi me ha parecido muy divertido, tal vez a ella le parezca absurdo, pues ya tiende a coger estos títulos de manera reacia.

LadyMarian, si algún día decidís enfrentaros de nuevo a los vampiros, os recomiendo que lo hagáis de la mano de Adrian. En, El Legado, los vampiros vuelven a ser "los malos" de la película, cosa que se agradece después de tanto desenfreno crepusculero.

LadyMarian dijo...

jajaja!!
Sí, eso como dice Belén, tengo un "empacho vampírico" jajaja No sabía que ustedes también usaban la palabra empacho! Pensaba que era un término gauchesco, como "tirar el cuerito". ;-P

De Stephanie Meyer no leí nada, aunque parezca raro. O sea que ella no es culpable del empacho. jaja

Chicas, gracias por los consejos! Estuve mirando el argumento del primero de la serie de Lara Adrian y me resultó muy interesante. Igualmente dejaré pasar un poco de tiempo.

Besotes

Belén dijo...

Nada, nada... si se tienen dudas, mejor dejar descansar los colmillos una buena temporada...

Carolina dijo...

Aaayyy! Milady!
¿Qué significa "tirar el cuerito"?
Eso sí que no lo utilizamos nosotras! creo que debe ser exclusivo de los gauchos.
Contáme, por favor...besos

LadyMarian dijo...

Carolina, te dejo un link que lo explica bien: http://ar.answers.yahoo.com/question/index?qid=20060822105627AAnRuDu
Acá te dejo otro: http://www.minutouno.com.ar/minutouno/nota/105312-Santo-remedio%C2%A0confirman-que-tirar-el-cuerito-cura-el-empacho/

Es una práctica en la que fundamentalmente tiran de la piel de la espalda y así estimulan terminaciones nerviosas. Se supone que ayuda a curar el empacho. Dicen que tiene tiene lógica, que hay una explicación científica para esto.

Yo no sé si sirve o no, pero mi madre en una oportunidad estaba en el campo y se "empachó" y una mujer de allí que la conocía se ofreció a tirarle el cuerito. Mamá aceptó para que la señora no se sintiera desprecicada aunque no creía en nada de eso (mal no le iba a hacer).Y le sirvió!

Besos

Carolina dijo...

Muchas gracias, Milady, lo que aprende una contigo.
Esta es la riqueza del idioma español, palabras y expresiones nuevas que no conocemos y que se utilizan más allá de España, y que se aprenden gracias a la sabiduría de nuestros hermanos de América Latina.
Gracias, Milady, besos amorosos...

Princesa Amidala dijo...

Hola acabo de descubrir tu blog y me ha encantado, de seguro que me tienes por aquí a menudo.

Soy una eterna romántica y me encanta escrudiñar reseñas para mis lecturas.
Tenía ganas de leerme este libro y con tu fantástica valoración me he acabado de animar del todo.

Por cierto, acabo de ver que me he convertido en tu seguidora numero 100.FELICIDADES!

Te invito a visitar mi humilde blog,si te apetece! .

Besitos wapi!

Carolina dijo...

Bienvenida, Princesa Amidala, bienvenida a "Entre Libros", blog de reseñas que administramos Belén (mi hermana) y una humilde servidora. La valoración es de Belén -fantástica-. Gracias.
puedes pasear por aquí las veces que quieras y sí, ya he visitado tu blog...es estupendo!!!
Besitos a tí, cielo!

Carolina dijo...

Y...felicidades por el número 100!!
Besos!!

Belén dijo...

oHH!! ¡¡la nº 100!! Justo hace unos días lo pensaba... nos hemos estancado en el 99. Gracias por romper esa barrera Amidala y bienvenida. Te recomiendo el libro, yo espero ansiosa leer esa segunda parte.

Princesa Amidala dijo...

Hola chicas,
michíiiisimas gracias por vuestra calurosa bienvenida, me siento halagada. Tenéis un rinconcito estupendo, seguro que acabaremos convirtiéndonos en buenas seguidoras.
Besazos!

Carolina dijo...

Tenlo por seguro, besos princesa!