BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

lunes, 31 de mayo de 2010

El Baúl de los Recuerdos: El Terrorismo como moneda de cambio

ROSEBUD
(Rosebud)
de Paul Bonnecarrere/Joan Hemingway




El hecho de que el secuestro de aviones se hubiera convertido en una especie de rito a escala internacional, simplificaba en gran manera la "tarea" de los piratas del aire...








Varias muchachas, hijas de influyentes personajes en la política mundial, se disponen a iniciar un crucero en el "Rosebud", yate anclado en aguas de Saint-Tropez. La súbita desaparición del barco y su posterior embarrancamiento en una playa israelí, transportando los cadáveres de la tripulación, inician la escalada de un desafío a la opinión mundial. La acción de los comandos suicidas de Septiembre Negro estalla en las páginas de la televisión, en la radio, y el rapto alcanza nuevos límites en la ya amplia historia del terrorismo.

La obra de Paul Bonnecarrere y Joan Hemingway crea, a partir de este hecho, un mosaico en el que aparecen todas las piezas del pesado mecanismo que rige la política mundial. Jefes de gobierno, agentes especiales y misticos de la revolución, todos trazan sus caminos en torno a la trágica idea concebida por una mente tan poderosa como fanatizada en su idea de derrumbar la sociedad empleando sus propias armas.

"Rosebud" representa una prodigiosa pirueta entre la ficción y la realidad, gesto tenso, dramático, que recoge un clima en donde vibran todas las violencias de nuestra civilización.

Esta novela ha sido llevada al cine por Otto PReminger, con Peter O''Toole y Raf Vallone en los papeles estelares, y la colaboración del ex alcalde de Nueva York John Lindsay.

Una novela sobre el secuestro mas sensacional llevado a cabo por una organización terrorista.
Info. elaleph.com

Un relato magnífico para recordar con una temática tremendamente actual, a pesar de haber sido escrita a mediados de la década de los 70' del siglo pasado.

1 comentario:

Belén dijo...

Pues otro libro que no he tenido el placer de leer, es más, y aunque me pese decirlo, tampoco conocía la película.