BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

martes, 13 de abril de 2010

Asesinato Imperial

Autor: Paul Doherty

En una época en la que la influencia del cristianismo en Roma es cada vez mayor, el poder de Constantino se verá amenazado cuando aparecen asesinadas tres prostitutas de La Casa de Afrodita, un famoso burdel frecuentado por el propio emperador. Helena, madre de Contantino, tratará de proteger el futuro de su hijo contratando los servicios de Claudia, la sobrina de un tabernero que se hará pasar por sirvienta para descubrir al verdadero asesino. Pero ella también tiene un secreto que esconder…



Paul Doherty sitúa su novela en un período muy concreto de la historia: durante el gobierno del Emperador Constantino y su madre Elena; una época en la que la religión cristiana ya no es perseguida y donde la iglesia adquiere cada vez mayor influencia. En este escenario histórico, descrito magistralmente por el autor, se desarrolla una trama intrigante de asesinatos que nos hará permanecer interesados hasta el final de la historia.

Tres prostitutas aparecen asesinadas en tres lugares diferentes de Roma. Los tres cadáveres presentan cruces grabadas en la frente y en cada mejilla. Para esclarecer este misterio Helena contrata a Claudia para que entre a su servicio formando parte de los llamados Agentes in Rebus, algo así como el servicio secreto del emperador. Estos personajes que se dedicaban a espiar podían pertenecer a cualquier tipo de clase social: sacerdotes, sirvientes, gladiadores, prostitutas...; cualquier ciudadano podía ser un Agente in Rebus y espiar para el emperador (en este caso, para Helena, su madre).

El libro se devora literalmente por la secillez de su prosa y la habilidad del autor en adentrarnos en la Roma de Constantino sin pecar de pesadez en el retrato de la sociedad de la época ni en los ostentosos detalles que cualquier otro plasmaría para demostrar sus conocimientos. Doherty se centra en la trama en sí, en la investigación de los asesinatos y en el desarrollo de una historia interesante que te mantiene en vilo hasta el final.

Los personajes, descritos de la misma manera, sencilla y clara nos conmueven en su justa medida. Los vemos, los olemos, los tocamos, se hacen accesibles al lector.
Una lectura de la que he disfrutado mucho y un autor muy a tener en cuenta en el futuro.

5 comentarios:

Annick dijo...

Tengo entendido que la tal Helena era de armas tomar , asi que el libro con este tema promete . Lo voy a buscar.
Gracias por tu guía.

Besos desde Málaga.

Carolina dijo...

Pues a mí me gusta esto del agente in rebus...
La historia, interesante.

Belén dijo...

Hola Annick. Helena era de armas tomar, pero aqui, quien tiene la sarten por el mango es Claudia, una especie de mosquita muerta con un gran carácter. Un libro muy recomendable.

Hola Carola. Mira que he leído libros de romanos (les tenía una manía increíble pero no hay más que dar con buenos autores para que te resulten interesantes) y nunca había leído nada de los agentes in rebus, es más, todos sabemos que durante el imperio romano todo el mundo tenía espías aqui y allá, pero de ahí a que se les llamara de esta forma...

En fin, como bien dice el dicho: nunca te acostarás sin haber aprendido algo nuevo.

LadyMarian dijo...

Hola chicas!

Qué bien que pinta el libro!! Parece muy interesante y con cierta originalidad en el argumento!
Muy interesante la entrada!

Besotes para las hermanitas :)

Carolina dijo...

Gracias guapa!
Besotes para Milady y Buenos Aires!!!!!!