BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

miércoles, 24 de marzo de 2010

La bailarina y el inglés

Ésta es la insólita aventura de un británico nacido en la India, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.
Masters es nombrado, sin ninguna experiencia, jefe de la policía de Jay Town. Sonámbulo, enamorado de la bailarina Lalita Kadori y dueño de «Henry II», el arma con que se comete un crimen, asiste perplejo a un brusco cambio de su destino en el que sus relaciones sólo parecen jugar en contra. Se ve inmerso, así, en una conspiración que puede llevarlo a la cárcel sin que alcance a comprender lo ocurrido.
Colonizadores e independentistas protagonizan esta asombrosa novela de intriga y traición.



Autor: Emilio Calderón

«Nací en la India y no pisé la tierra de mis ancestros hasta que se hubo consumado la independencia de dicho país. Sé que esa circunstancia ha sido aprovechada por muchos medios de prensa escrita para justificar mi conducta, como si nacer en la India fuera en sí mismo motivo de oprobio. Al igual que en su día sucedió con los crímenes de Jack el Destripador (que tanto impresionaron a la opinión pública victoriana), la naturaleza de mi delito ha impedido durante años que los británicos me vean como a un igual, de ahí que en todas partes se haya repetido hasta la saciedad que estoy afectado por una enfermedad del espíritu, con ramificaciones en la razón, conocida como “síndrome de la patria cambiada”. Es decir, para mis conterráneos soy un oriental, un hindú, a pesar de mi tez rubicunda, mis ojos claros y mi cabello pajizo. Ni siquiera el hecho de que mis progenirores fueran naturales del ducado de Cornwall me ha salvado de ese baldón.»


¿Por qué nos gusta leer? Porque cada libro contiene una historia real o ficticia, una historia que nos estremece, nos hace llorar, reír o pasar un rato agradable en lugares inimaginables, ciudades o países que quizás no visitemos jamás conociendo personajes interesantes, bellos, admirables, repulsivos, intrigantes… pero, sobre todo, reales; personajes con los que te levantas cada día deseando saber qué les depara el futuro, un futuro que ya está escrito por la mano de su autor, una persona que tiene el deber de hacer surgir en nosotros esas ansias por la lectura.

Nunca he leído nada de Emilio Calderón y quien me conozca sabe que soy bastante reacia a leer premios o finalistas y no es por nada en especial, simplemente me he llevado una gran desilusión cada vez que los he leído. La bailarina y el inglés no ha sido una excepción. Hay quien me diría que si es finalista del Planeta es porque tendrá algo…; pues no lo sé. No comprendo ni llegaré nunca a comprender qué se busca en una novela para que ésta sea merecedora de un premio. O tal vez sea el género en sí, ese género al que llaman «narrativa» y que aún no llego a entender… ¿narrativa es sinónimo de simpleza, sosería y sencillez? Porque hasta la parte que debería ser —según la sinopsis— «repleta de intriga y traición» es escasa y falta de emoción.

Emilio Calderón es un escritor a quien los expertos retratarían como buen narrador, de prosa culta y fluida. Para mí es un escritor que escribe con sencillez, utilizando de tanto en tanto aquella palabra «sofisticada» con la que impresiona al lector. Sus conocimientos sobre el lugar en el que se desarrolla la acción son evidentes —aunque no podría asegurar si son reales o no, ya que nunca he visitado la India—, no sabemos si porque ha viajado alguna vez a aquel país o porque ha visto muchas veces Kim de la India o ha leído mucho a Kipling. Desde luego se ha informado sobremanera de la época en la cual sitúa la historia de nuestro personaje en cuestión, ya que se deleita con todo el entramado político durante más de tres cuartas partes de la novela. La presentación del personaje, así como de la situación y ambiente que lo rodea, se extiende en sus cien primeras páginas, cosa que encentro «excesiva» en una novela que se define «de intriga» y que hace peligrar el interés del lector.


Cuando al fin parece que comienza la acción, la interrumpe en varias ocasiones para deleitarse con la sobre descripción de los personajes que van interviniendo, describiéndolos tanto física como emocionalmente e incluso narrando trozos de sus vidas anteriores como si la trama de la novela dependiera de ello (cosa que no es así). Así pues, a veces llegamos a perder la paciencia ya que las interrupciones hacen que perdamos el escaso hilo conductor de la trama. Finalmente, todo se precipita y, aunque parece que, al fin, nos mantendrá en vilo —quedando ya escasas páginas para el final— vuelve a sorprendernos con su pobre imaginación en resolver una situación.

10 comentarios:

sonia dijo...

me pasa lo mismo, cada vez que cojo algún premio importante en mis manos, Batacazo!, no entiendo muy bien porqué se rigen la verdad..

Carolina dijo...

La narrativa es un género que nunca me ha gustado. Para algunos es sinónimo de saber escribir y ser un gran escritor, más si la novela gana algún premio o queda finalista. No estoy de acuerdo, y desconfío de estas novelas ganadoras, con muchos premios "importantes" en su haber.
También me he llevado un montón de chascos, sin acabar de entender el por qué ganan premios siendo tan aburridas.

Belén dijo...

Alguien debería resolvernos esa cuestión. Yo, que soy amante de lo fantásco, cada año caigo en comprar el premio Minotauro, y es que lees las sinopsis y te dan ganas de comprarlo pero luego... zas! batacazo que te crió. Aunque tampoco deberíamos cortarlas todas por el mismo patrón. Seguro que alguna vale la pena pero.... ¿para ganar el tan afamado premio? ¿tan terribles eran las demás que se presentaban? ¿o es que, al fin y al cabo, los rumores que corren de que "ya esta todo dicho" es cierto? ¿Tienen en cuenta el nombre del escritor a la hora de premiar?
Son cuestiones que jamás llegaremos a esclarecer.

Carmina dijo...

toc toc, se puede, vengo de paperblog no hay forma de poner alli un comentario o yo que soy poco ducha con la tecnica no me aclaro, en fin tengo este libro en la mesilla de noche, esperando su turno, y me acaba de decepcionar un poco tu opinion porque ya me echa para atras, pero ya que esta alli lo leere y si me acuerdo vuelvo. Sobre la cuestion de los premios planeta, yo siempre he sostenido que ha de ser un gran toston para ganarlo, me he leido algunos y no se como sigo cayendo, sin embargo me he leido el finalista del premio torrevieja del 2009 El compositor de Tormentas y me ha parecido una gozada... asi que ahora no hago ascos a todos los premios pero como tengas razon en tu valoracion del libro no vuelvo a leer un premio planeta en mi vida, o un finalista que es lo mismo

LadyMarian dijo...

Bueno, por lo que veo no te ha gustado nada. Qué desilusión! ...aunque me parece que ibas ya preparada porque tenía premio ;P

Besos

Carolina dijo...

Claro que, he de aclarar, que si bien me he topado con novelas aburridas, también encontré joyas (dentro del premio planeta), como "No digas que fue un sueño"(Terenci Moix), "En busca del unicornio" (Juan Eslava Galán), "Los mares del sur" (M.Vázquez Montalbán), "Crónica sentimental en rojo" (González Ledesma), y algunas más que ahora no recuerdo. En conclusión: ¿depende de los gustos de los miembros del jurado que lo forman en ese momento? Creo que puede ser eso, no el premio en sí.
Se admiten opiniones.

Belén dijo...

Hola Carmina ¡¡No dejes de leerlo!! Siempre he dicho que para gustos los colores y no he dicho en ningún momento que no me haya gustado sino que me ha decepcionado. La esperaba más trepidante, con mucha más intriga y me he encontrado con que es bastante lenta y un pelín sosa, pero yo soy una persona a quien le gusta las novelas de acción, los best-sellers, aquellas que, por regla general odian los jurados de este tipo de premios.

Lo que más me ha gustado de esta historia ha sido el trabajo del autor por ambientarnos en la India y en la época que describe y, puedo asegurar que lo consigue. Espero que cuando la leas, te pases por aqui y nos dejes tu opinión.

Belén dijo...

LadyMarian, como le he comentado a Carmina, es más decepción que otra cosa, es esperar más de una novela de lo que en realidad, y nada tiene que ver con el premio (que no se lo ha llevado) sino por la sinopsis. Si os fujáis, hay un trozo en el que pone "dueño de Henry II, el arma con que se comete un crimen", pues no es cierto. El dueño de ese rifle es su amigo, él no tiene nada que ver con él. A veces hacen más daño las sinopsis que otra cosa. Me quito el sombrero ante los que las hacen porque muchas veces nos desorientan completamente.

Belén dijo...

Hola Carola.

Yo también he leído premios que me han gustado y uno, hace bien poquito: El mapa del tiempo de Félix J. Palma. Hacía tiempo que no leía un libro tan bueno como ese. Recuerda que era mi objetivo el Sant Jordi pasado. La sinopsis era muy atrayente y, al principio, me mosqueó el hecho de que hubiera ganado el Ateneo de Sevilla pero cuando lo leí... no me extraña que lo ganase. Seguro que en esos momentos el jurado tenía los mismos gustos que yo.

Leo dijo...

Me ha encantado la novela, sobre todo a partir de la mitad del cuarto capítulo que es cuando empieza la intriga y la emoción. No sólo he disfrutado con su lectura sino que me ha enseñado bastante sobre la India de los últimos años de dominación británica. Su cultura, tradiciones y la política del momento con los conflictos entre colonizadores e independentistas que se desarrollan durante la II Guerra Mundial.
Una historia muy bien narrada, muy bien argumentada y muy bien ambientada. La descripción tan detallada de lugares como la selva india por ejemplo, hace que parezca que estás allí mismo.
En mi opinión, refleja muy bien el problema de identidad que tenían los llamados "hombres limbo" o afectados por el "síndrome de la patria cambiada" como el protagonista de la historia, el superintendente Masters. Un inglés nacido en la India que se siente hindú entre los británicos y sin embargo, los hindúes no lo aceptan como uno de los suyos.
La relación de Masters con la bailarina Lalita Kadori y sus consecuencias ya es la guinda del pastel. MUY RECOMENDABLE!