BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

lunes, 2 de noviembre de 2009

Burlando a la parca

La adrenalina crea adicción. Y el doctor Peter Brown sabe de adicciones. Él mismo es adicto, entre otras cosas, a la droga, a las artes marciales y, en otro tiempo, cuando ingresó en la mafia para vengar el asesinato de sus abuelos, a matar. Ahora, en el quirófano, le aguarda una operación harto difícil: salvar la vida de un mafioso que está en las últimas. Si no lo consigue, ya puede despedirse de su mayor adicción desde que hizo lo que no debía: seguir con vida.


Autor:Josh Bazell

Imaginen a Tony Soprano operando a corazón abierto en la sala de urgencias, añadan a eso un perfil de adicto a los fármacos y un enciclopédico acervo de artes marciales de todo tipo y tendrán a Peter Brown. El mismo que hace algún tiempo respondía al nombre de Pietro Brnwa, quien, cuando no contaba aún veinte años, se convirtió en ahijado de una de las familias más traviesas de la mafia, los Locano. Su ingreso en el clan tenía un fin claro: descubrir quién mató a sus abuelos, los mismos que se hicieron cargo de él cuando sus padres decidieron vivir una vida sin responsabilidades filiares. Peter logró calmar su sed de venganza, pero descubrió que la resaca de matar sólo se pasa... matando de nuevo. Eso sí, siguiendo un código ético más o menos decente.

Sí, de eso hace mucho, y juicios, novia, cárcel y unos cuantos años y asuntos de por medio le distancian del médico histriónico del presente, que le rompe el codo por tres partes a un atracador, se pone de moxfane hasta las cejas para soportar el trabajo en uno de los más infames hospitales del país o seduce a una paciente a la que van a amputar una pierna. Poco se imagina que quien le espera en la sala de operaciones es Nicholas LoBrutto, un reducto de su pasado mafioso que debe ser salvado a contrarreloj de una muerte segura. De lo contrario, nuestro doctor deberá pagar por haber hecho lo peor que se le puede hacer a la mafia: traicionarla.

2 comentarios:

Carolina dijo...

Mafia y thriller médico, ¡qué estupenda combinación!
Ya me llamó la atención este título hace unas semanas.
Creo que puede ser interesante leerlo, y me da en la nariz que hasta tiene una parte cómica, no sé si me equivoco.

Belén dijo...

Es bastante entretenida.Al principio me costó un poco introducirme en la historia ya que cuando la cosa parece más emocionante, el protagonista empieza a recordar su pasado, y eso es algo que me da mucha rabia en una novela, sobretodo si este hecho no termina sino que se va sucediendo a lo largo del libro.
Cuando consigues superar este traumático acontecimiento y te acostumbras a ello, empiezas a disfrutar de su lectura.

Resumiendo: no está mal... nada mal.