BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

miércoles, 7 de octubre de 2009

El hombre del balcón

Protegido por las sombras de un tibio amanecer veraniego, un hombre fuma apoyado en la barandilla de su balcón mientras observa el lento despertar de la ciudad y el andar, entre apresurado y rutinario, de los transeuntes. Cuando el sol empiece a despuntar, el hombre del balcón ya habrá elegido a su siguiente víctima.


Autor:Maj Sjöwall y Per Wahlöö

Los jardines de Estocolmo ya no serán nunca más aquel remanso de paz donde la gente podía pasear tranquilamente o en el que los niños correteaban y jugaban a sus anchas, libres de la atenta vigilancia de los mayores. En tan sólo tres días un pederasta ha sembrado el terror en la capital violando y asesinando a dos niñas menores de diez años en dos parques distintos de la ciudad.

Desorientado por la falta de pruebas -el violador actúa con una rapidez y un sigilo sorprendentes-, el inspector de policía Martin Beck se ve obligado a agarrarse a las pistas que aportan dos testigos tan insólitos como poco fiables: un ladrón con muy pocas ganas de soltar prenda mientras no le carguen los dos crímenes y un niño de tres años deseoso de colaborar pero al que apenas se le pueden entender sus primeros balbuceos.

Mientras aguardan aterrorizados una nueva aparición en escena del asesino -una aparición que, sin embargo, podría conllevar su primer error y su posterior detención-, a Beck y a sus colegas del cuerpo no les queda otro remedio que continuar investigando cualquier indicio, por nimio e inverosímil que parezca. Entre el montón de testimonios que ha recibido la policía, hay alguien que, sin darse cuenta, ha visto un poco más de lo que cree...

2 comentarios:

Carolina dijo...

Muy interesante a pesar de tocar un tema bastante escabroso y repugnante. No sé si me animaré a leerlo.

Belén dijo...

Puedes animarte a leerlo ya que se basa en la investigación del caso en si. Los detalles escabrosos quedan a la imaginación de cada uno.

Me ha gustado mucho porque precisamente se centra en la investigación y no en lo que hace el criminal siendo los policías los verdaderos protagonistas. Un libro que se lee muy rápido.