BLOG EN OBRAS.

Disculpad las molestias

jueves, 9 de julio de 2009

Seducción

¿Puede alguien pararle los pies a un hombre acostumbrado a conseguir todo lo que se propone? ¿Alguien para quien la única moral que cuenta es su propia voluntad y que considera la vida como una continua apuesta que siempre debe ganar? El único modo de lograrlo es entrar en su juego y tratar de sorprenderlo con sus mismas cartas: las de la seducción, que domina por completo pero cuyos efectos no parece haber sufrido nunca... hasta ahora.

Autor:Nicole Jordan

El apellido de Damien Sinclair parece hecho a propósito para ser abreviado como lord Sin, el apodo con el que es conocido tanto en la alta sociedad como en los ambientes más turbios del Londres de principios del siglo XIX. Rico, poderoso y salvajemente atractivo, lo único de que carece Damien Sinclair es de escrúpulos, pues está acostumbrado a obtener todo lo que se propone, ganar todas las partidas y conseguir a cuantas mujeres se cruzan en su camino, las cuales caen rendidas a sus pies, aun cuando todas saben que ninguna será nada más que un capricho para él, a lo sumo, una excitante diversión entre las sábanas durante unos pocos meses.

Pero su aplicación en el placer corre pareja a la venganza y por eso, tras desestimar un duelo por ser una solución demasiado fácil, decide desplumar y dejar en la más absoluta miseria con una partida de cartas al vizconde Rutherford, un petimetre que ha osado poner en peligro el buen nombre y la vida de su hermana Olivia, postrada en cama quizá para siempre tras un accidente cuando pensaba fugarse con el aprendiz de galán. La única esperanza para la familia del vizconde es su hermana, la bella y decidida Vanessa Wyndham, que accede a un doble y escabroso trato para saldar la deuda: convertirse a la vez en la cuidadora de Olivia y en la amante de lord Sin. Con tal premisa, la pareja parte hacia la finca campestre del noble sin sospechar cuáles serán las consecuencias de tan morboso pacto.

12 comentarios:

Belén dijo...

Después de adentrarme en el macabro mundo de Connolly, necesito un kit-kat, algo ligero, de fácil lectura, divertido y que mo haga pensar más... todo lo contrario a la novela anterior. Hagamos un receso antes de introducirnos en una nueva novela negra.

Lujo dijo...

Hola Hola!!
Me parece una sugerencia genial. Es tentador este título y lo que mostráis!!
Buen fin de semana!!
Felicidades por este blog!
Abrazotes enormes!!!

Saggara dijo...

Me encanta la BSO El Piano que le has puesto al blog jeje es de mis favoritas.

Un Saludo pasate por mi blog has recibido un premio.

Carolina dijo...

Me encanta este título!!
La quiero, la quiero, ya, yo también necesito un kit-kat!!

LadyMarian dijo...

Hola! Es la primera vez que te visito. ME gusta mucho tu blog, te felicito.

El libro me gustó como para pasar el rato porque te entretiene. No va a dejar huella en mí pero se puede leer.

Voy a dar unas vueltitas más por acá.

Besos

Carolina dijo...

Hola LadyMarian, Belén y yo te damos la bienvenida y esperamos tus comentarios. Abrazos!!

LadyMarian dijo...

Hola chicas!

Gracias por la cálida bienvenida. Ya se los dije, pero lo digo nuevamente: me encanta el blog!

Me voy a pasear un poquito por la casa de ustedes.;)

Besos

Arwen dijo...

Cuanto tiempo sin pasarme por aqui...habeis dejado el blog precioso, procurare pasarme mas seguido...gracias por informarnos de la buena lectura, besitossss

Belén dijo...

Primero mi bienvenida a LadyMarian. El libro, tal y como dice ella, entretiene. No está mal, es de fácil lectura y, tal y como yo esperaba, me ha ayudado a olvidar un poco la fuerza de Connolly.

Por cierto, esta novela está enmarcada dentro del género romántico pero hay una pregunta que me ronda la cabeza cuando leo novelas similares... ¿por qué le llaman amor cuando quieren decir sexo?

Ya sabéis: escenas subiditas de tono en una historia muy entretenida.

LadyMarian dijo...

Sí, Belén. Estoy de acuerdo. Lamentablemente es una falla clásica dentro del género romántico. Rellenamos con sexo por acá, ponemos un poquito de suspenso por allá (para que no se nos duerman luego del sexo ;P), hacemos que él la salve (de lo que sea: muerte, violación, todo sirve) y finalmente, luego de ver que casi la pierde, él dice las palabras mágicas. Por si no las conocen las palabras son "Te amo".
Listo! Ya tenemos una historia de amor. jaja!! Y aclaro que me encanta el género romántico! (cualquiera que entre en mi blog se da cuenta). Lo que pasa es que hay que investigar mucho y leer muchos bodrios para descubrir a las autoras buenas.

Besos

Belén dijo...

Tienes muchísima razón. De ahí que el género romántico esté tan mal visto en ciertos sectores. Gracias a Dios, esto va cambiando y cada vez hay autoras más interesantes que llevan este género al punto en el que tiene que estar.

He tomado nota de algunos de los títulos de tu blog. Aqui, desde luego, no dejaremos de leer novela romántica.

jomateixa dijo...

a mi me obligaron a leerlo quando estudiaba EGB i me costó un poco, ahora quizás lo veria de otro modo.